fbpx
 

AhorradoresQué es un préstamo personal y cuándo deberías pedir uno

¿Estás pensando en pedir un préstamo personal? Te contamos qué es el TIN y la TAE y de qué forma puedes aprovechar el dinero que recibes para saldar tus deudas o disfrutar de tus vacaciones de verano
26 mayo, 20215119 min

Hay ocasiones en la vida en las que necesitamos un pequeño impulso económico para hacer nuestros sueños realidad. Desde comprar un coche nuevo para la familia hasta vivir unas vacaciones a la altura o resolver un gasto imprevisto antes de que se haga mayor; en todo esto nos puede ayudar un buen préstamo personal.

 

En este producto el banco pone a disposición de quien lo solicita, el prestatario, una determinada cantidad de dinero con la promesa legal de que lo va a devolver junto con los intereses dentro del plazo estipulado, con cuotas o pagos periódicos. En el documento que firma vienen recogidas todas estas variables para que pueda informarse de cuáles son las condiciones a las que va a comprometerse.

 

La cuota mensual, por ejemplo, dependerá de tres factores: cuánto dinero has solicitado, en cuánto tiempo vas a devolverlo y qué tipo de interés tiene. Dependiendo de tus respuestas podrás prever cuánto dinero tendrás que pagar para rentabilizar tu inversión.  ¿Quieres saber cómo sacar el máximo provecho de tu préstamo personal?

 

El préstamo personal: ¿qué es el TIN y la TAE?

En el momento de decidir si te interesa un préstamo personal, necesitas conocer dos términos que deciden el tipo de interés de tu crédito, el TIN y la TAE. Estos nos indicarán la rentabilidad que tiene el proceso desde que empieza hasta que termina, para evaluar si realmente estamos sacando provecho de aquello que vamos a comprar con el dinero del préstamo personal.

 

  • TIN: el Tipo de Interés Nominal es un indicador de cuánto nos cobra el banco por prestarnos el dinero que necesitaremos para llevar a cabo el proyecto.

 

  • TAE: la Tasa Anual Equivalente es una medida que indica cuál es el coste anual de un crédito, teniendo en cuenta tanto su interés (TIN) como el coste de la comisión de apertura y de estudio y el de sus productos vinculados (seguros, tarjetas, etc.).

 

La TAE es un indicador más fiable y completo, así que siempre es recomendable utilizarlo para conocer el valor real de distintos productos, desde un préstamo hasta una hipoteca o incluso un depósito o un fondo de inversión. En última instancia, es un medidor que te ayuda a comparar distintas ofertas y decidirte por aquella que se acomoda a tu situación financiera en cada momento.

 

El préstamo personal: ¿para qué puedo necesitarlo?

Hay muchos motivos por los que te interesaría pedir un préstamo personal, bien porque necesitas planificar tu futuro o simplemente porque no quieres que las deudas terminen afectando a tus cuentas mensuales. En esta pequeña lista te presentamos buenas ideas para que empieces a preparar todo lo necesario con el objetivo de disfrutar tu préstamo sin problemas:

 

  • Un viaje de vacaciones. Vivir en pareja o tener a la familia cerca es una ocasión excelente para programar viajes durante la época del verano. Decide un destino local o extranjero, ve a la aventura con las mochilas a la espalda y no te preocupes por el dinero mientras disfrutas de las mejores vistas de la ciudad.

 

  • Una ayuda con los estudios. Un grado, un máster, un curso extracurricular… Los que tenemos hijos sabemos lo difícil que es organizar los presupuestos para que todos en la casa puedan acceder a la mejor oferta formativa, así que agradecemos tener una opción que nos lleve de la mano en los momentos más complicados.

 

  • Una compra de mobiliario. Renovar los muebles de una casa puede ser otra gran razón para pedir un préstamo, porque en ocasiones tenemos un armario o un somier que necesitamos cambiar. La habitación de los niños, el salón, la cocina… Haz un inventario de la casa y decide si es un buen momento para hacer este equipamiento del hogar de cara al futuro.

 

  • Una adquisición de un coche nuevo. Si vas a cambiar de coche, porque quieres hacerte con uno eléctrico o necesitas ampliar el espacio para la familia, también puedes disfrutar de este dinero cuando lo necesites. Eso sí, piensa bien si quieres financiar un vehículo nuevo o usado, porque puede que te convenga más esta segunda opción en el caso de que no vayas a utilizarlo muy a menudo.

 

Sea cual sea el motivo por el que contrates un préstamo personal, debes conocer bien cuál es tu situación económica para saber si puedes hacer frente a este compromiso bancario. Analiza tu salud financiera y busca asesoramiento profesional si lo necesitas para tener todos los detalles bien atados. Y si finalmente quieres dar el paso adelante… ¡disfruta del dinero con cabeza!

Resumen
Qué es un préstamo personal y cuándo deberías pedir uno
Nombre Artículo
Qué es un préstamo personal y cuándo deberías pedir uno
Descripción
¿Estás pensando en pedir un préstamo personal? Te contamos qué es el TIN y la TAE y de qué forma puedes aprovechar el dinero que recibes para saldar tus deudas o disfrutar de tus vacaciones de verano
Autor