fbpx
 

Educación FinancieraAbono y cargo en cuenta: ¿cuáles son las diferencias?

Aprende a gestionar mejor tus finanzas conociendo tus diferencias entre el abono y el cargo en cuenta, dos conceptos financieros de tu día a día.
4 octubre, 20224559 min

Tener unas buenas finanzas personales consiste, en buena medida, en conocer términos bancarios que nos ayudan a cuidar de nuestro dinero.  Aprender lo que significan términos como TIN, TAE, aval, adeudo, BIC o depósito, entre otros muchos, nos ayudará a mejorar nuestra educación financiera. Hoy, queremos explicarte las diferencias entre dos palabras que utilizamos en nuestro día a día y que seguramente hayas dicho o escuchado en más de una ocasión: cargo y abono en cuenta.

Estos son los dos conceptos en los que vamos a centrarnos hoy, porque conocerlos no solo te ayudará a tener buenas bases de educación financiera, sino que te ayudará a controlar mejor tus ingresos y gastos para que puedas tener una economía sana que te permita generar ahorro a largo plazo.

El abono en cuenta: los ingresos de tu dinero

El primer término, el abono financiero, es el registro de un ingreso de dinero que se hace en tu cuenta bancaria, lo que termina incrementando el saldo que tienes disponible en ella.

En base a esta definición, un abono es un ingreso en efectivo que realizas en el cajero, un pago que recibes a través de un cheque, el cobro de la nómina, una transferencia a tu nueva cuenta… Llevar los abonos al día es importante para saber de cuánto dinero dispones en cada momento y vigilar tu salud financiera.

El cargo en cuenta: el gasto de tu dinero

El segundo concepto, el del cargo en cuenta, es justamente lo contrario. Es un movimiento que se realiza en tu cuenta y que representa una salida del dinero que termina disminuyendo el saldo que tiene la cuenta.

Los recibos que tienes domiciliados, las retiradas de dinero en el cajero, el pago de comisiones, el pago de adeudos… Seguro que estás acostumbrado a verlos en tu cuenta todos los meses, así que debes empezar a controlarlos para que empieces a llevar tus cuentas al día y no incurrir en deudas a medio plazo.

Ejemplo de abonos y cargos en cuenta: aprende a gestionar tu dinero

Vamos a ver estas dos palabras con un ejemplo bien claro, para que veas la repercusión que tienen en vida y cómo puedes tenerlos en cuenta para empezar a gestionar mejor tus finanzas. Imagina que, a lo largo del mes de septiembre, empiezas con un saldo de 10.000 euros y has tenido estos ingresos y gastos registrados en tu cuenta corriente:

  • El día 5 de septiembre hiciste un pago de 100 €: cargo en cuenta de 100 €.
  • Un día después retiraste 250 € en efectivo del  cajero: cargo en cuenta de 250 €.
  • El día 8 de septiembre cobraste la nómina de 1000 €: abono en cuenta de 1000 €
  • El día 15 de febrero de septiembre te cobraron el recibo de la luz de 150 €: cargo en cuenta de 150 €
  • El día 20 de septiembre se descontó un préstamo mensual de 200 €: cargo en cuenta de 200 €.

Entonces, si miras los movimientos de tu cuenta con los abonos y los cargos bien anotados, a día de hoy tendrías un saldo en cuenta final de 10.300 €

¿Y qué puedes hacer con este dinero? Está claro que en este ejemplo tu nómina te ha ayudado a mantenerte a flote durante este mes, pero tal vez puedes buscar otras formas de obtener ingresos para ir un poco más tranquilo de cara al futuro. Otra opción es que pongas en práctica distintos métodos de ahorro como los que te proponemos en el blog, que te ayudarán a recortar en gastos innecesarios.

Lo mejor que puedes hacer es, además de tener en cuenta tus abonos y cargos en la cuenta, preparar tu propio presupuesto familiar. Si empiezas a desglosar tus ingresos y tus gastos, podrás tener una auténtica estrategia de ahorro que te ayudará a generar un pequeño colchón con el que responder en situaciones de emergencia. ¡Verás qué fácil es!

Resumen
Abono y cargo en cuenta: ¿cuáles son las diferencias?
Nombre Artículo
Abono y cargo en cuenta: ¿cuáles son las diferencias?
Descripción
Aprende a gestionar mejor tus finanzas conociendo tus diferencias entre el abono y el cargo en cuenta, dos conceptos financieros de tu día a día.
Autor