fbpx
 

Educación FinancieraQué es el salario: diferencias entre bruto, neto, mínimo

Te contamos qué es el salario, qué diferencias tiene con el sueldo o la nómina y qué tipos de salario existen en la actualidad.
18 julio, 202229116 min

¿Sabías que el salario es la base de tu trabajo y por ello de toda tu vida? Cuándo quieres planificar tu economía doméstica, lo primero que haces es mirar tu fuente de ingresos, que te permitirá decidir hacia dónde vas a destinar tu gasto con el objetivo de generar un buen ahorro de cara al futuro.

Este papel tan importante le corresponde al salario. Eso sí, si no sabes en qué consiste no te preocupes, porque hoy vamos a explicarte de forma sencilla qué es el salario, en qué se diferencia del sueldo o de la nómina y cómo afecta a las finanzas de tu hogar.  

¿Cuál es el significado de la palabra salario? 

La palabra salario tiene una historia fascinante que se remonta a la Antigua Roma. En los tiempos de los emperadores romanos, la sal se utilizó para construir un camino que iba desde las salitreras de Ostia hasta la ciudad imperial: la Vía Salaria. Los soldados que cuidaban de esta ruta recibían como pago un salarium argentum o “agregado de sal” que, con el tiempo, dio origen a la palabra salario. 

Hoy en día, la definición del salario se ha adaptado para cumplir las necesidades de una sociedad mucho más compleja. El Ministerio de Trabajo y Economía Social lo establece como “la totalidad de las percepciones económicas de los trabajadores (…) en dinero o en especie, por la prestación profesional de sus servicios laborales por cuenta ajena, ya retribuyan el trabajo efectivo, cualquiera que sea la forma de remuneración”.

En otras palabras, el salario es el pago que recibes como compensación por una labor que realizas para una tercera persona o empresa, que ha contado con tus servicios durante un período determinado de tiempo.

La diferencia entre salario, sueldo y nómina

Es importante que sepas distinguir el salario de otros términos más específicos que te encontrarás en el día a día como son el sueldo y la nómina.

El salario y el sueldo designan el pago que el empresario te presta por tu actividad, pero la diferencia está en la unidad con que se mide. El primero es una cantidad variable de dinero que recibes en un trabajo regulado por horas o por días, mientras que el segundo es una cantidad fija que percibes a lo largo del tiempo sin tener en cuenta los días festivos o no trabajados.

Veámoslo con un ejemplo: si ganas 1.200 euros al mes por hacer un trabajo 8 horas al día durante 5 días a la semana tienes un salario. Si has acordado 1.200 euros por él y te han dado dos o tres semanas para terminarlo, entonces tienes un sueldo. 

La nómina es el documento legal que te entrega la empresa para dar fe de que ha cumplido la entrega de este salario o sueldo a tiempo. En él vienen conceptos tan importantes como el nombre del negocio que te emplea, el dinero que te concede, o las bonificaciones y deducciones a las que estás sometido según la Administración pública.

Los tipos de salario que existen: ¿cuál te conviene más? 

Ahora que sabes qué es el salario, ha llegado el momento de ver qué tipos de salarios tenemos en nuestra legislación. Así lo tendrás mucho más fácil para saber cómo es el tuyo y cuál de ellos te conviene más para maximizar tus ingresos a largo plazo. Estos son los tipos de salario que existen en nuestra legislación.

  • El salario base. Es la remuneración fija, estipulada por convenio o por contrato, que pactas con tu empresa en función del tiempo que le dediques al trabajo que te hayan asignado. Eso sí, esta cantidad solo representa cerca del 70% de tu remuneración, así que tienes que sumarle otras aportaciones económicas como pagas extraordinarias o bonus laborales para saber cómo es tu salario total. 
  • El salario bruto. Este concepto engloba el salario base más todas las primas de las que te hemos hablado, sin ningún tipo de deducción fiscal. Esto significa que este no es el dinero que recibes en tu nómina, porque aún queda por descontar una parte importante que se llevarán organismos como Hacienda a final de cada mes.
  • El salario neto. El salario neto es el que llega hasta tu cuenta bancaria, cuando se han deducido las cotizaciones y retenciones del salario bruto a la Seguridad Social. Esta es la cantidad exacta que te llevas cada mes, y que te ayuda a pagar tu hipoteca o tus facturas fijas como la luz, internet o el agua. 
  • El salario en especie. Este tipo de salario es el complemento a tu salario neto. Es un tipo de remuneración laboral que te ofrece el empresario en forma de servicios o beneficios que no son monetarios. Este es el caso de las guarderías para niños de empleados, coches de empresa, tickets gourmet para restaurantes… ¡e incluso seguros o pólizas exclusivas! Todo esto puede estar rebajado o ser gratuito, pero nunca puede superar el 30% de la cuantía total de tu salario. 
  • El salario emocional. Si el salario en especie te ofrece ventajas que pueden traducirse en dinero, el salario emocional te da otras que no pueden convertirse en euros. Es el teletrabajo, las jornadas intensivas que te permiten descansar por la tarde o el reconocimiento por el trabajo bien hecho. Estos son buenos indicadores de que estás a gusto en tu empresa, lo que te ofrece un extra de motivación para seguir haciendo un buen desempeño y aspirando a puestos más altos dentro del negocio.
  • El salario mínimo. En último lugar tenemos un término que siempre sale en las conversaciones sobre el salario, pero que puede que no tengas muy claro. Es el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que es la retribución mínima que pueden percibir por ley los asalariados en España durante un año natural.

El Gobierno fija esta cantidad cada año, según factores como el índice de Precios al Consumo (IPC) o la productividad media del país, hablando con los sindicatos para involucrar a todos los colectivos de trabajadores. Este 2022, según viene publicado en el BOE, el SMI es de 33,33 euros/día o 1.000 euros/mes, según el salario esté fijado por días o por meses.

Además de toda esta información, debes saber qué no se considera salario. Esos son los pagos laborales como los suplidos, que cubren los gastos del trabajador durante su jornada laboral; las dietas de manutención en los viajes de negocios; o los pluses de transporte que afectan a los desplazamientos durante estos viajes. 

Ahora ya sabes todo lo que hay que saber sobre el salario, un concepto que nos ayuda a darnos cuenta de cómo es nuestra realidad económica en el día a día. Si quieres complementar esta información, también puedes descubrir qué es el valor neto financiero y en qué consiste el coste de oportunidad, vital para entender cómo gestionar tu dinero con efectividad.

Resumen
Qué es el salario: diferencias entre bruto, neto, mínimo
Nombre Artículo
Qué es el salario: diferencias entre bruto, neto, mínimo
Descripción
Te contamos qué es el salario, qué diferencias tiene con el sueldo o la nómina y qué tipos de salario existen en la actualidad.
Autor