fbpx
 

AhorradoresEl milagro del ahorro: aplica la regla 80/20 en tu vida

La regla 80/20 es uno de los métodos de ahorro más conocidos, junto con el reto de las 52 semanas o el método Kakebo. Hoy descubrirás cómo puede ayudarte a cumplir tus propósitos de ahorro con comodidad
20 agosto, 202110109 min

Ahorrar, ahorrar y ahorrar. En verano, más que nunca, es cuando decidimos plantear unos presupuestos caseros conscientes para que los gastos fijos como las facturas o los gastos esporádicos como las vacaciones no terminen afectando a nuestra salud financiera. Es aquí donde entran en juego grandes métodos de ahorro como la regla 80/20.

 

Existen muchas técnicas para ahorrar, como el reto de las 52 semanas, el método 50/20/30 o el método Kakebo. Cada una de ellas tiene sus beneficios y sus defectos, pero la ventaja de la regla 80/20 es que se trata de una ideología que podemos aplicar para gastar menos dinero sin esfuerzo y de una forma completamente sostenible.

 

¿Tienes ganas de saber en qué consiste? Te diremos un secreto: si conoces tus ingresos y tus gastos ya puedes ponerla en práctica. Ahora solo tienes que leer estos pasos que te enseñamos para optimizarla al máximo y empezar a ahorrar en todas las partidas de tu hogar.

 

La regla 80/20: la clave para conseguir una buena salud financiera

El funcionamiento de esta regla es bastante sencillo: gastas el 80% de tus ingresos y ahorras el 20%. En la primera categoría se van todos los gastos destinados al alquiler o a la hipoteca de tu vivienda, al pago del coche nuevo que te has comprado o a los cursos de los niños, pero siempre debes asegurarte de que tienes una parte guardada en una cuenta de ahorros diferente de cara al futuro. Este es el camino que debes seguir para hacerte el dueño de tu propia economía:

 

  • Empieza categorizando cada una de tus partidas. Como te hemos dicho, si ya sabes cuánto ganas y cuánto dejas ir, lo tienes todo listo para aplicar la regla 80/20 en tu día a día. Es importante que lo tengas todo bien separado y localizado en una hoja de papel, o en formato digital, para entender exactamente de qué dinero dispones cuando termina el mes. De esta forma te será mucho más fácil elegir de dónde va a salir el 20% de tus ingresos que vas a separar del resto.

 

  • Programa envíos de transferencias cada cierto tiempo. Lo fundamental para que mantengas la motivación y sirgas firme en tus propósitos, además de respetar el dinero que ahorras, es automatizar el proceso para que el montante final acabe en una cuenta corriente que dediques solamente a tus objetivos financieros. Intenta que sea 1 o 2 días después de recibir la nómina y verás lo fácil que resulta.

 

  • Piensa en una estrategia a largo plazo. El ahorro mediante esta técnica debe cimentarse de 15 a 20 años. De nada sirve que lo mantengas durante 2 o 3 años y luego lo gastes en una de las letras del coche, o en un ordenador portátil para tus hijos, si bien esto no significa que debas guardar todo el dinero. Al final, agradecerás tener un equilibrio entre el dinero que reservas para los gastos a corto plazo y otros a largo plazo, que son los importantes.

 

  • Comienza a ahorrar en el día a día. Eso sí, aunque vayas a preparar metas ambiciosas, no debes olvidar que el ahorro es una tarea que puedes hacer en cualquier parte: en tu casa, en la oficina e incluso en el supermercado. Puedes aplicar métodos culinarios como el Batch Cooking, cocinando productos frescos durante el fin de semana para ahorrar tiempo y esfuerzo y dedicárselo a lo que realmente necesitas. De la misma forma, puedes comprar bombillas de bajo consumo para favorecer el ahorro energético e incluso aplicar pequeños trucos para lograr ahorrar en la nueva factura de la luz.

 

  • Mantén la motivación bien alta. Si alguna vez tienes que permitirte un caprichito, como una cena en familia, lo mejor es que lo hables con ellos y que estéis todos de acuerdo. Es conveniente que te relajes de vez en cuando, pero será mejor que te esperes a cumplir tus objetivos poco a poco para que se convierta en una auténtica recompensa. De esta forma, verás cómo los meses se pasan volando y sigues teniendo la misma pasión por ahorrar dinero que cuando empezaste.

 

Cuando pones en práctica la regla 80/20, siempre aciertas. Es cuestión de ser previsor y tener bien claras las cuentas de cada mes, manteniendo a raya aquellos gastos hormiga que se van acumulando y terminan afectando de forma negativa a tus finanzas. Sigue firme en tus propósitos y verás cómo, con el paso del tiempo, consigues ahorrar una buena cantidad de dinero para cumplir todos tus sueños.

Resumen
El milagro del ahorro: aplica la regla 80/20 en tu vida
Nombre Artículo
El milagro del ahorro: aplica la regla 80/20 en tu vida
Descripción
La regla 80/20 es uno de los métodos de ahorro más conocidos, junto con el reto de las 52 semanas o el método Kakebo. Hoy descubrirás cómo puede ayudarte a cumplir tus propósitos de ahorro con comodidad
Autor