fbpx
 

AhorradoresComprometidosLas tres bombillas de bajo consumo: sé sostenible y ahorra en luz

Elegir bombillas de bajo consumo es un acierto para nuestro bolsillo y para la naturaleza. Entra e ilumina tu vida con estas ideas.
5 marzo, 20219537 min

Vivir de forma sostenible se ha convertido en una necesidad para las familias. El gasto energético es una partida importante en los presupuestos de casa, así que uno de los pasos que podemos dar para ahorrar energía consiste en conocer los tipos de bombillas de bajo consumo, para elegir la más sostenible y eficiente en cada situación.

 

Las bombillas incandescentes dejaron de producirse en 2012, así que todas las que se fabrican en España y en nuestra región son de bajo consumo. La ventaja es que ofrecen un mayor rendimiento y una mayor intensidad lumínica sin afectar a su calidad.

 

En este artículo te explicamos los tres tipos de bombillas de bajo consumo que deberías instalar en casa o en la oficina, para mejorar la visibilidad de las habitaciones pero también para ahorrar en tu bolsillo cuando llegue el final de mes. ¿Te animas?

 

Los tres tipos de bombillas de bajo consumo

Para conseguir una buena dosis de ahorro energético, el primer paso consiste en implementar buenos hábitos que permitan reducir el uso de la calefacción o aprovechar la luz solar. Esto, unido al uso de lámparas con bombillas de consumo reducido, nos ayudará a controlar mejor los gastos que dejamos pasar día a día sin darnos cuenta.

 

Estas son las tres bombillas de bajo consumo que recomienda la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU):

 

  • LED. Las luces LED o diodos emisores de luz son las más duraderas y eficientes del mercado. Esto significa que el precio es mayor, pero pueden ser  una buena inversión si utilizamos mucho la luz para trabajar por la noche en casa. El punto negativo es que son las más nocivas para el medioambiente, por la cantidad de materiales que se utilizan en su fabricación.

 

  • Halógenas. El color cálido de las luces halógenas es ideal para calentar e iluminar las habitaciones de los niños o la oficina, con una calidad que no tiene competencia. Eso sí: su duración es de unas 2.000 horas, menor que el resto, y son las que más consumen de las tres. Valora si realmente las necesitas antes de comprarlas.

 

  • Fluorescentes. Las lámparas fluorescentes son muy comunes en los despachos, pero también tienen cabida en las mesas de los estudiantes. La gran ventaja es que son eficientes y consumen poco, aunque no tanto como las bombillas LED, y lo peor de ellas es que no reproducen bien el color o tardan más tiempo en proyectar su luz.

 

Los tres tipos de bombilla utilizan la medida del lumen (lm), así que es conveniente que te fijes en esta unidad antes de comprar la que necesites para cada estancia de la casa. Por lo general, en los focos se utilizan solo las bombillas LED y halógenas, mientras que las fluorescentes son más comunes para todo lo demás.

 

Con estas recomendaciones ya puedes planificar las bombillas de bajo consumo que vas a comprar estos días. En el camino debes fijarte bien en otros apartados de la eficiencia en el gasto del hogar, como la importancia de las etiquetas energéticas de los electrodomésticos. De esta forma, no tendrás problemas para tomar la mejor decisión para tu salud financiera.

Resumen
Las tres bombillas de bajo consumo: sé sostenible y ahorra en luz
Nombre Artículo
Las tres bombillas de bajo consumo: sé sostenible y ahorra en luz
Descripción
Elegir bombillas de bajo consumo es un acierto para nuestro bolsillo y para la naturaleza. Entra e ilumina tu vida con estas ideas.
Autor