fbpx
 

ActualidadNuevas etiquetas energéticas de los electrodomésticos, ¿qué significan?

Las nuevas etiquetas energéticas de los electrodomésticos darán un empujón a la mejora de la eficiencia y facilitarán la comprensión de los consumidores.
7 agosto, 2020476 min

Es posible que si has comprado o vas a comprar una lavadora, una secadora, un frigorífico, una lámpara, una pantalla o una televisión te hayas encontrado un doble etiquetado energético. No es un error. Se trata de las nuevas etiquetas energéticas de los electrodomésticos, con las que se pretende dar un empujón más a la mejora de la eficiencia y facilitar la comprensión de los consumidores.

 

De forma progresiva hasta el 1 de marzo de 2021, fecha en la que oficialmente el nuevo etiquetado reemplazará al anterior, los electrodomésticos irán incorporando estas nuevas etiquetas, que se enmarcan en el Reglamento UE 2017/1369. En ellas, desaparece el signo + (A+++) y se mantiene la escala de letras de la A a la G. Tal y como explican desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), “la mejora continua de la eficiencia de los electrodomésticos ha dejado anticuadas las clases energéticas previstas en 2010 por lo que es necesario ajustarlas”. Además, se había detectado que con las etiquetas A+, A++ y A+++, la motivación a comprar electrodomésticos más eficientes era menor a la que había con la escala de A a G.

 

Cómo leer las nuevas etiquetas energéticas de los electrodomésticos

Entre el etiquetado antiguo y el nuevo no habrá ninguna relación porque, no sólo cambia la letra, sino también el cálculo. Aquellos electrodomésticos que pertenecían a la clase A+++ pasarán a la B. La clase A quedará inicialmente desierta, dando así margen a la mejora de la eficiencia energética los nuevos productos.

 

Asimismo, en el nuevo etiquetado se proporcionará información adicional sobre el agua utilizada por ciclo de lavado, la capacidad de almacenamiento o el ruido, entre otros. E incluirán un código QR que escaneándolo se podrá acceder a más datos sobre el producto.

 

Desde la OCU nos enseñan a interpretar estas nuevas etiquetas, fijándonos en sus distintos elementos:

  • Clases. Se retoma la escala de la A a la G, que va desde los electrodomésticos que son altamente eficientes, representados en verde oscuro, hasta los de baja eficiencia, en rojo.
  • Pictogramas en los que se detallarán las características del programa, capacidad, consumo de agua, ruido…
  • Consumo anual de energía. Se mostrará el consumo energético ponderado en kWh/100 ciclos de funcionamiento.
  • Código QR.
  • Clase. Se detallarán el grupo en el que se encuadra el producto.

Aún tenemos por delante unos meses para acostumbrarnos al nuevo etiquetado. Desde OCU advierten de que es posible que las fechas se reajusten debido al parón de ventas por la pandemia. Sin embargo, si todo marcha sobre lo previsto, en noviembre de este año, por ley, los fabricantes deberán incluir ambas etiquetas en los productos, aunque la nueva no se expondrá al público; en marzo de 2012 serán visibles en las tiendas las nuevas etiquetas para lavavajillas, lavadoras, lavasecadoras y frigoríficos; en septiembre también se mostrarán en lámparas y en bombillas y en 2022 será el turno de los aires acondicionados y las secadoras.

Resumen
Nuevas etiquetas energéticas de los electrodomésticos, ¿qué significan?
Nombre Artículo
Nuevas etiquetas energéticas de los electrodomésticos, ¿qué significan?
Descripción
Las nuevas etiquetas energéticas de los electrodomésticos darán un empujón a la mejora de la eficiencia y facilitarán la comprensión de los consumidores.
Autor

Artículos Relacionados