fbpx
 

DigitalizaciónEl smart farming: la agricultura de precisión sostenible

Descubre qué es el smart farming y cómo puede ayudarte a optimizar recursos, reducir los tiempos y aumentar la producción de tu explotación agrícola o ganadera.
4 mayo, 202234512 min

Desde sensores inteligentes que permiten detectar las plagas antes de que afecten a los campos, a drones que monitorean cientos de hectáreas para conocer la salud de los cultivos; la agricultura inteligente lleva años proporcionando ventajas a los agricultores y dando forma a lo que se conoce como smart farming: la utilización de la tecnología que ha revolucionado nuestra forma de entender la agricultura. 

Los cálculos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estiman que en el año 2050 habrá en el mundo 9.700 millones de personas.  Esta cifra supone un incremento de 2.000 millones con respecto al 2022. Ante esta coyuntura, la agencia de este mismo organismo para la alimentación, la FAO, establece que para poder satisfacer toda esta demanda de comida será necesario aumentar el 70% la producción agrícola. 

Aquí es donde entra en acción el smart farming, que permite optimizar los tiempos de producción y mejorar la calidad de los cultivos para conseguir un aumento de la producción de forma sostenible, cómoda y eficaz.

¿Qué es el smart farming?

El smart farming o agricultura inteligente consiste en la aplicación de las nuevas tecnologías al sector agroganadero para obtener una mejora en la calidad y la cantidad de los productos que se comercializan, aprovechando los recursos al máximo y minimizando el impacto medioambiental. 

Gracias a ellas, los terrenos dedicados al cultivo pueden dividirse en parcelas teniendo en cuenta mediciones muy concretas como la composición del sustrato de cada suelo, las depresiones que afectan a la elevación del terreno, el estancamiento del agua o el grado de porosidad de la superficie. Esto, que también se conoce como agricultura de precisión, permite anticipar cualquier problema que pueda surgir, además de localizar los fallos en el sistema de producción de inmediato para conseguir el máximo rendimiento de cada cosecha.

Las tecnologías más conocidas del smart farming

  1. Drones. Uno de los grandes beneficios del agrotech, o la tecnología aplicada a la mejora de los cultivos, es que cuenta con máquinas capaz de hacer la tarea de varias personas en cuestión de minutos. Los drones son capaces de recorrer cientos de hectáreas  al vuelo, recopilando datos con imágenes multiespectrales para entender las necesidades hídricas de los suelos, el crecimiento de los cultivos o la existencia de depredadores. En el caso de la ganadería, también puede comprender cuál es el número de animales, su peso o las posibles enfermedades que pueden tener a largo plazo. 
  2. iOt o Internet de las Cosas. El Internet de las Cosas permite optimizar el monitoreo de las explotaciones, principalmente, a través de sensores inteligentes que pueden medir, desde la radiación solar, hasta la humedad de las hojas o el diámetro de los troncos. Esta información, bien interpretada, permite tomar decisiones de gestión que ahorran mucho tiempo y trabajo para los agricultores y ganaderos. 
  3. Big Data. La recopilación de datos masivos está llamada a ser la revolución del mundo de la agricultura. Gracias al uso de ordenadores cada vez más sofisticados, el Big Data permite combinar datos de la previsión meteorológica, con las características del terreno y así proporcionar un riego eficiente para los cultivos. Además, permite obtener una progresión histórica de los alimentos que están en el suelo para saber en qué épocas del año es necesario aplicar una determinada técnica de recolección. 
  4. Inteligencia artificial. Los robots no solo son útiles en la cocina o en la limpieza de la casa, sino que también pueden aplicarse al campo o a la explotación ganadera para conseguir resultados inmediatos. Se usa para interpretar imágenes de los campos y aplicar con precisión quirúrgica fertilizantes, pesticidas o arrancar malas hierbas. Dentro de una granja, por ejemplo, te permite programar y coordinar distintos nodos o puntos de conexión con comida para que surta el comedero de los animales en los momentos del día en los que necesiten alimentarse.  
  5. Invernaderos inteligentes. Imagínate tener un espacio aislado para tu cultivo en el que la tecnología pudiera identificar los cambios de temperatura o la presencia de bacterias que afectaran al resultado final. Gracias a la implantación de invernaderos inteligentes, puedes controlar toda la producción, los cambios de clima y muchas otras variantes a través de una app instalada en tu teléfono móvil, cuyos parámetros puedes modificar para que sepa corregir cualquier cambio inesperado en el estado del cultivo.

El smart farming ha llegado a nuestras vidas para quedarse. La agricultura y ganadería inteligente llevan años aplicando las mejoras tecnológicas a los campos y las granjas con el fin de mejorar el nivel de producción. Se prevé que durante los próximos años veremos un aumento en el número de  sistemas digitales a través de vehículos autónomos o sistemas automatizados, que ayudarán a agricultores y ganaderos a lograr el máximo rendimiento de su trabajo.

Resumen
El smart farming: la agricultura de precisión sostenible
Nombre Artículo
El smart farming: la agricultura de precisión sostenible
Descripción
Descubre qué es el smart farming y cómo puede ayudarte a optimizar recursos, reducir los tiempos y aumentar la producción de tu explotación agrícola o ganadera.
Autor