fbpx
 

DigitalizaciónEl pretexting: sálvate de la picardía de los ciberdelincuentes

¿Conoces el pretexting? Descubre cómo evitar que la ingeniería social de los ciberdelincuentes se lleve tu información
17 febrero, 20226238 min

¿Alguna vez has oído la fábula del lobo con piel de oveja? En ella, un ingenuo pastor introduce a todas sus ovejas en el corral y las encierra por la noche para que no escapen, sin darse cuenta de que un ávido lobo se había disfrazado con la piel de una de ellas y se había introducido en dicho corral. El lobo las acabó devorado por la noche. Este es el modus operandi que sigue una de las técnicas más despiadadas de los ciberdelincuentes: el pretexting.

¿Quieres conocer la forma de actuar de estos ciberdelincuentes y cómo mantener toda tu información a salvo? ¡Te lo explicamos en nuestro artículo!

¿Qué es el pretexting?

Tal y como nos indica el INCIBE, el pretexting es la base de cualquier ataque de ingeniería social. Los ciberdelincuentes utilizan diferentes técnicas con las que pretenden engañarte para que cedas datos como tu nombre completo o tu número de cuenta. En palabras del Instituto Nacional de Ciberseguridad: “el atacante elabora un escenario o una historia ficticia, donde intenta que la víctima comparta información que en circunstancias normales no revelaría”.

El engaño del pretexting es la base para muchos ciberdelitos como el ransomware o el malvertising, que llegan hasta tu información a través de tu navegador e introducen una serie de malware que contaminan tus archivos personales para que no puedas utilizarlos, o para que otras personas puedan acceder a ellos sin tu consentimiento.

Cómo funciona el pretexting:

A diferencia de otros ciberdelitos, el pretexting tiene otros usos muy perjudiciales que pueden afectarte gravemente si no tienes un poco de precaución. Los ciberdelincuentes utilizan esta forma fraudulenta para contactar contigo y sustraer tus datos haciéndose pasar por tu banco o por tu compañía telefónica.

Una vez han conseguido tu nombre completo, tu DNI o tu número de teléfono, proceden a llamar a tu operadora o a una empresa con la que tengas una relación comercial, pasándose por ti y dando información verídica para conseguir algún beneficio.

En muchas ocasiones no existen mecanismos de seguridad para identificarlos, así que los responsables de la compañía aceptan sus peticiones sin verificar antes quién está detrás de ésta: desde el PIN de tu tarjeta, en lo que se conoce como el SIM Swapping, hasta un desvío de fondos desde tu entidad a otra afincada en el extranjero donde se pierde la pista del criminal cibernético.

Cómo evitar el pretexting: tácticas para defenderte 

Para evitar ser víctima de pretexting, es importante seguir sencillos pasos como nunca publicar información sensible en internet, vigilar bien la información que das en tus redes sociales y no entrar en enlaces sospechosos que lleguen a tu correo electrónico o que veas por la red.

También es importante que cuentes con herramientas de seguridad, como un antivirus o un firewall o cortafuegos de calidad, que puedan protegerte de las amenazas del malware y hacer análisis rutinarios de tus dispositivos, preparar copias de seguridad de tus archivos más delicados en discos duros; esto te hará tener todos tus documentos bajo control.

No te olvides de mantener todos tus sistemas actualizados. Los parches y las actualizaciones te ayudarán a evitar fallos de seguridad, que permitan a los ciberdelincuentes llegar hasta tu información y llevar a cabo sus ataques informáticos.

Si eres víctima del pretexting la clave es actuar rápidamente para mitigar el daño. Lo primero que tienes que hacer es avisar a la empresa con la que haya contactado el atacante e informándoles de que tú no les has hecho ninguna petición. Con esta información, deberían revocar la acción de inmediato.

Una vez hecho esto, ponte en contacto con las autoridades, dándoles toda la información que puedas para que rastreen el paradero del ciberdelincuente y que den con él lo antes posible. En estos casos, si no lo has hecho ya, lo mejor es que restrinjas el acceso público a tus redes sociales e incluso que borres tu huella digital en internet, para que nadie más pueda llegar hasta tus datos sin tu permiso.

No te preocupes, porque con precaución, atención y buenos hábitos de navegación en internet reducirás las posibilidades de que alguien haga un mal uso de tus datos con el fin de suplantar tu identidad y cometer un fraude del que puedas ser víctima.

Resumen
El pretexting: sálvate de la picardía de los ciberdelincuentes
Nombre Artículo
El pretexting: sálvate de la picardía de los ciberdelincuentes
Descripción
¿Conoces el pretexting? Descubre cómo evitar que la ingeniería social de los ciberdelincuentes se lleve tu información
Autor