fbpx
 

Educación FinancieraLey de Startups, estas son las novedades

12 junio, 2023114211 min

Hay cuatro rasgos que identifican a las empresas denominadas startups: reciente creación; base tecnológica; rápido crecimiento y con un negocio escalable.

Estas empresas tienen, desde primeros de año, su propia normativa en España. Hablamos de la Ley de Fomento del Ecosistema de las Empresas Emergentes.

Esta ley, que entró en vigor el 22 de diciembre de 2022, incluye un paquete de más de 20 medidas para estimular la creación y el crecimiento de las startups en España.

Certificar que eres una ‘startups’

El paso previo para acceder a estas ventajas es certificarse como startups. Un trámite que deberá hacerse ante la Empresa Nacional de Innovación (ENISA), una vez que se apruebe la debida orden ministerial.

Las condiciones para certificarse como startups en España son las siguientes:

  • Ser de nueva creación; llevar menos de cinco años constituida o menos de siete en el caso de empresas de biotecnología, energía e industriales.
  • Tener sede social en España.
  • El 60% de la plantilla debe tener contrato en España.
  • Tener un proyecto de empresa innovador, y aquí entran en juego las posibilidades que ofrece la economía digital, y con un modelo de negocio escalable.
  • No haber distribuido dividendos.
  • No cotizar en un mercado regulado.
  • El volumen de negocio anual de la empresa no supera los 10 millones de euros.

Cómo apoya la nueva ley a las startups

La conocida como Ley de Startups contempla una serie de medidas que van dirigidas a estimular la inversión en estas empresas emergentes y a facilitar la atracción de talento, como son los beneficios fiscales o el visado para nómadas digitales, entre otras.

Te las desgranamos, si bien tendrás que esperar a poder certificar tu empresa como startups para empezar a disfrutar de ellas.

Las cuotas bonificadas para empezar

Cuando una persona se lanza a la aventura de poner en marcha una nueva empresa de este tipo, suele ser habitual que lo esté compatibilizando con otro trabajo

Por eso, la Ley de Startups fija una bonificación del 100% durante los tres primeros años, para quienes simultaneen trabajo y empresa.

Ventajas en el IRPF y en el Impuesto de Sociedades

El tratamiento fiscal para quienes suscriban acciones o participaciones en estas empresas emergentes pasa a ser más ventajoso.

La deducción en el IRPF ha pasado del anterior 30% al 50% actual y se aumenta de 60.000 a 100.000 euros la cantidad máxima anual de deducción.

Además, esta ventaja fiscal no es solo para los inversores privados, sino también para los socios fundadores de la startups.

Igualmente, se hace más flexible el Impuesto de Sociedades. Se reduce del 25% al 15%, durante cuatro años, si la empresa mantenga su condición de emergente.

También, podrán aplazar el pago de las deudas tributarias durante los dos primeros años de actividad de la empresa.

Visado para nómadas digitales

La nueva ley abre las puertas al talento extranjero, ya sean emprendedores, inversores o estudiantes de otros países. ¿Cómo?

La normativa establece tres nuevas vías.

  1. Visado para nómadas digitales: Los extranjeros no residentes en España pueden pedir este visado para teletrabajo de carácter internacional, para poder trabajar a distancia para una empresa situada en otro país.
  2. Número de Identificación de Extranjero: Los solicitantes de autorizaciones de residencia en el marco de la Ley de Startups, obtendrán con mayor facilidad el NIE.
  3. Permisos de residencia con mayor vigencia: Las personas que emprendan una actividad empresarial en España podrán ampliar su permiso de residencia de 2 a 3 años y acceder a la residencia permanente a los cinco años. Los inversores extranjeros contarán con un permiso de estancia inicial de 3 años y los estudiantes que quieran buscar empleo o crear su propia empresa de 2 años, en lugar de un año como es el permiso habitual.

Mejor tratamiento fiscal para las ‘stock options’

Las empresas emergentes se nutren de talento. Existe la posibilidad de retribuir a los trabajadores con participaciones sociales o acciones de la empresa y así retener a ese talento.

Los trabajadores pueden recibir hasta 50.000 euros al año en participaciones sin tener que tributar hasta que las venda (hasta un periodo máximo de 10 años) o salga a bolsa la sociedad.

España se sitúa así a la cabeza en tratamiento fiscal de las denominadas stock options. Así, por ejemplo, en Reino Unido, uno de los países más atractivos, esta exención se aplica por un periodo de 3 años y una cantidad total de cerca de 300.000 euros.

Ventajas fiscales para los impatriados

Empecemos descifrando quiénes son los impatriados. Este término se aplica a personas que fijan su residencia fiscal en España, tras haber recibido una oferta laboral en nuestro país, y tributan como no residentes.

Si esta oferta es de una startups, los profesionales cualificados, emprendedores e inversores que se desplacen a España, y su unidad familiar, pueden tributar por el Impuesto sobre la Renta de No Residentes (IRNR), durante seis años.

El tipo que se les aplicará será del 24% hasta 600.000 euros de base liquidable, siempre que no hayan residido en España los cinco años antes.

Estimular la inversión en startups

En el mundo de la inversión, cuando hablamos de carried interest nos referimos a participación en beneficios.

En las startups este concepto es muy importante.

Estas empresas dan sus primeros pasos con un capital mínimo. Por eso, recibir capital de inversores externos es vital para poder crecer.

Los Business Angels o las entidades de Venture Capital entran aquí en juego.

Pues bien, la nueva ley recoge un tratamiento fiscal ventajoso para las retribuciones obtenidas por la buena gestión de entidades de capital riesgo que tengan que ver con el emprendimiento y la innovación.

De esta forma, se busca estimular la actividad de las sociedades gestoras de capital riesgo en España.

Artículos Relacionados