fbpx
 

ComprometidosHábitos para ser sostenibles en la oficina

Desarrollar hábitos sostenibles en la oficina es cuestión de paciencia y práctica. Con el paso de los días verás cómo consigues ahorrar en tu bolsillo y cuidar de la naturaleza sin apenas darte cuenta.
1 febrero, 202111487 min

Nuestro espacio de trabajo es uno de los lugares donde pasamos más tiempo durante nuestro día a día. Es por ello que adquirir hábitos sostenibles en la oficina se ha convertido en una necesidad, casi tanto como reciclar y cuidar de la naturaleza cuando estamos en el hogar.

 

¿Cuál es la mejor forma de conseguirlo? En primer lugar, debemos ser conscientes de las actividades que hacemos cuando llegamos a nuestra oficina. Puede que nos preparemos un café, luego reguemos las plantas y, finalmente, nos sentemos a trabajar.

 

Evalúa cada hábito por separado, para medir el impacto que tiene en la naturaleza y en tu propio bolsillo, con los temidos gastos hormiga que lastran la economía a final de mes. Estos consejos te ayudarán a ser sostenible en la oficina, con iniciativas pequeñas que representarán cambios grandes en el futuro.

 

5 hábitos para ser más sostenible en la oficina. ¡Es muy fácil!

 

  • No dejes los aparatos en stand-by. En muchas ocasiones, no nos damos cuenta de esta gran fuente de consumo energético. Siempre es preferible que apagues el ordenador cuando vas a almorzar, o que desenchufes el cable de un día para otro si no vas a utilizar tus dispositivos.

 

  • Deja comida para todos en la mesa. Uno de los mayores placeres cuando vas a trabajar es parar a comer sabiendo que tienes un gran cuenco de fruta de postre o una buena bolsa para hacerte un té caliente en invierno. Cuando compres comida para compartir, procura lotes grandes que beneficien tu bolsillo, e intenta beber del grifo si el agua es buena para la salud.

 

  • Utiliza las escaleras. ¡Este es un clásico! Hacer ejercicio siempre viene bien para el cuerpo y para la mente, que se distrae de los pensamientos negativos en el esfuerzo de subir las escaleras. Puedes retar a tus compañeros, por ejemplo, haciendo que cada uno ponga un euro si decide subir por el ascensor entre semana.

 

  • Vigila de cerca el termostato. Intenta que la temperatura de la habitación esté entre los 20º y los 24º, para asegurarte de que lograr un buen nivel de eficiencia energética. Es conveniente, también, que aproveches todas las horas de luz para no tener que abusar del termostato y te beneficies de las propiedades de la vitamina D.

 

Si vas introduciendo estas pequeñas costumbres en tu rutina diaria y enseñas a tus compañeros cómo llevarlas a cabo, conseguirás un gran ahorro en el bolsillo y en tu salud. Junto a ellas, también puedes incorporar otras que reflejan la importancia de ahorrar en casa en tiempos de crisis, como llevar una lista al supermercado o enseñar juegos a tus hijos para que aprendan a ahorrar dinero.

 

Empieza poco a poco, hablando con tu familia y con tus compañeros del trabajo, y verás cómo ellos se animan a seguirte en tus nuevos hábitos. Recuerda que, como todo en la vida, la práctica hace la perfección.

Resumen
Hábitos para ser sostenibles en la oficina
Nombre Artículo
Hábitos para ser sostenibles en la oficina
Descripción
Desarrollar hábitos sostenibles en la oficina es cuestión de paciencia y práctica. Con el paso de los días verás cómo consigues ahorrar en tu bolsillo y cuidar de la naturaleza sin apenas darte cuenta.
Autor