Situación económica mundial y previsiones 2023 - Blog Globalcaja
 

Educación FinancieraResumen de la situación económica mundial y previsiones para 2023

11 enero, 202324815 min

Después de un 2020 y un 2021 marcados por la pandemia del coronavirus, esperábamos que el 2022 fuera algo más positivo. Pero la sucesión de acontecimientos históricos que han repercutido en la economía global ha empañado cualquier buena noticia como el levantamiento de las restricciones sanitarias o la considerable reducción del paro.

En este post queremos echar la vista atrás y ver qué nos ha traído el 2022 y a qué nos podemos enfrentar este año que acaba de empezar.

Resumen económico del 2022

La retirada de los estímulos financieros que hubo entre 2020 y 2021 para paliar las consecuencias de la pandemia, la reestructuración de las cadenas de suministro o el incremento del precio de la energía son algunos de los motivos que propiciaron un recalentamiento en la economía que obligó a las instituciones financieras a apostar por una política económica mucho más contractiva.

Comienza la guerra en Ucrania

El 24 febrero de 2022, el mundo se despertó con la noticia del inicio de la guerra en Ucrania, siendo desconocedores entonces del impacto que este suceso tendría en la vida (y en la economía) de todos. Porque la dependencia energética de Rusia era bien conocida por todos, pero pocos se habían percatado de que Ucrania es uno de los mayores graneros del mundo.

Europa, al igual que tantos países, condenó a Rusia por invadir Ucrania. Como reacción, Vladímir Putin cerró los grifos de gas que conducían a Europa (el Nord Stream), provocando que en los países de la comunidad se hiciera un replanteamiento de las fuentes de suministro energético, ya que Rusia era el principal proveedor de energía de Alemania, por ejemplo.

¿Recuerdas aquellas elevadas facturas de luz y gas de los primeros meses del año? Tienen su respuesta en este conflicto, puesto que hizo que el precio medio de la electricidad pasara de 22 euros por 100 kWh a 25,3 euros por 100 kWh en el primer semestre de 2022; el del gas pasó de 6,4 euros por 100 kWh a 8,6 euros por 100 kWh en los primeros seis meses del año.

Además del precio en la energía, el conflicto también tuvo consecuencias en la alimentación, ya que Ucrania es el quinto exportador mundial de trigo, el cuarto de maíz y el primero de aceite y harina de girasol, de acuerdo con los datos de las Naciones Unidas. Con el inicio del conflicto, las exportaciones de grano se desplomaron, lo que desencadenó una subida en el precio de estos productos, así como escasez de los mismos en algunas superficies comerciales.

Por suerte, las Naciones Unidas y Turquía mediaron en un acuerdo entre Moscú y Kiev que permitió desbloquear tres puertos del Mar Negro para facilitar la exportación de grano.

La inflación llega a los dos dígitos

Después de casi 40 años cerca de la deflación, la inflación ha irrumpido con fuerza este año. La Eurozona cerró el 2022 en el 10,1% después de haber llegado al 10,7%, mientras que en la Unión Europea se situó en el 11,1%.

La inflación subyacente, que considera alimentos no elaborados ni energía, se encuentra en el 6,3%, lo cual indica que habrá tendencia inflacionista para rato todavía.

Tanto la Reserva Federal como el Banco Central Europeo anunciaron una guerra contra el encarecimiento de precios, al que respondieron con incrementos en los tipos de interés. El BCE anunció en julio una subida de tipos que no se producía desde hacía 22 años. Tras varias subidas de 0,75 puntos, en diciembre acordaron una subida más leve, de tan solo medio punto, dejando el precio del dinero en el 2,5%.

Con estas medidas, las instituciones monetarias esperan que los precios vuelvan a niveles saludables, pero para ello seguramente tengamos que esperar a 2024 o 2025.

¿Qué se espera para 2023?

Ahora mismo, la inflación sigue en el centro de todas las previsiones económicas, ya que Europa y gran parte de las economías mundiales se encuentran ante una desaceleración generalizada que podría derivar en una recesión global que obligaría a una contracción monetaria más intensa.

Se espera que el BCE siga subiendo los tipos de manera paulatina hasta llegar al 2,75% a lo largo del año; a partir de ahí, comenzaría una relajación de su política monetaria.

Para algunos economistas, no existen grandes desequilibrios entre salarios y precios, por lo que las caídas del PIB de algunos países serán bastante leves, y la recesión no estaría tan cerca como a priori pudiera parecer.

¿Qué pasará en España en 2023?

En el caso de España, la expectativa es algo menos devastadora, ya que la dependencia del gas ruso es bastante inferior y aún tiene fondos europeos, por lo que no habría motivos para entrar en recesión económica. Además, la inflación del 6,7% que hay en España se encuentra bastante lejos del 10,1% de la Eurozona y del 11,1% de la Unión Europea.

Nuestra economía ha demostrado una gran resiliencia gracias a un mercado laboral robusto y a los buenos datos de exportaciones y consumo privado. Para algunos, la capacidad de poder adquisitivo de los ciudadanos viene del colchón de ahorro generado durante la pandemia.

Algunos creen que, pese a la inflación y a la evolución de los tipos de interés, la economía española podría seguir creciendo, pero con tasas muy bajas.

Consejos financieros para 2023

Con la política monetaria restrictiva, los precios continuarán siendo elevados, y muchos ciudadanos seguirán perdiendo poder adquisitivo. Por eso lo mejor es protegerse en tiempos de inflación. A continuación, te contamos algunos consejos que pueden ser de utilidad dadas las circunstancias:

  • Establecer un registro de gastos teniendo en cuenta tus ingresos y egresos, y analizando a qué destinas cada uno de esos gastos. Define si se trata de un impulso o no, y si son o no necesarios. El método kakebo es excelente para ello.
  • En cuanto sepas en qué se va el dinero, puedes elaborar un presupuesto de cuánto puedes destinar a cada cosa. Así, tomarás mejores decisiones.
  • Trata de ahorrar algo cada mes. Lo ideal es comenzar con el 10% del salario e ir subiendo, pero cada uno debería ahorrar lo que pueda. Así, dispondrá de un pequeño colchón que le permitirá hacer frente a imprevistos o invertirlo

Si ya tienes ahorros, la mejor forma de tenerlos a salvo es invirtiendo, ya sea en vivienda, que se ha considerado desde siempre un valor refugio, o bien asumiendo algo de riesgo en fondos de inversión.

Lo más importante es contar con el respaldo de una entidad de confianza, que conozca y comprenda tus preocupaciones y te asesore desde la experiencia y la especialización, como hacemos en Globalcaja.