Cuando llega el frío el gasto en calefacción se dispara y muchos hogares tienen que hacer frente a un aumento en la factura de la luz y del gas. Esta subida y la necesidad de buscar alternativas más sostenibles ha hecho que muchos consumidores opten por las calderas de biomasa.

 

Las calderas de biomasa son sistemas de calefacción eficientes que funcionan con combustibles naturales como los pellets, las astillas, los huesos de aceituna, la cáscara de almendra… Proporcionan tanto calor como agua caliente sanitaria y gracias a los avances tecnológicos de las propias calderas, se han convertido en una alternativa más económica y ecológica a los sistemas de calefacción convencionales.

 

¿Cómo funcionan las calderas de biomasa?

Su funcionamiento es similar al de otras calderas. Funcionan por combustión y están conectadas al circuito de agua caliente y calefacción del hogar. El calor que se genera tras esta combustión pasa al circuito, proporcionando agua caliente para la calefacción y agua caliente sanitaria.

 

Como fuente de energía renovable, ya que, como hemos indicado, estas calderas se alimentan de residuos orgánicos, la biomasa tiene un balance neutro de emisiones de CO2, lo que convierte a estas calderas en las más ecológicas y sostenibles del mercado.

 

Si estás pensando en instalar una caldera de biomasa en tu domicilio tienes que tener en cuenta que la inversión inicial es superior a otro tipo de sistemas, pero una vez amortizada, el ahorro puede superar incluso el 50%. Además, tienes que prever un espacio para almacenar el combustible que hayas elegido.

 

Tipos de calderas de biomasa

En función del combustible, en el mercado encontramos distintas calderas de biomasa. Aunque algunas de ellas permiten quemar más de un tipo de combustible.

 

  • Caldera de pellets. Están preparadas para funcionar únicamente con pellets como combustible. Son las más frecuentes en el sector doméstico debido a su fácil manejo. Sin embargo, es importante distinguir una caldera de pellets de una estufa. Estas últimas se suelen utilizar para calentar una única estancia, ya que no cuentan con mucha potencia. Por el contrario, las calderas de pellets están recomendadas incluso para viviendas de hasta 500 metros cuadrados.

 

  • Caldera de astillas. Tienen una mayor potencia que las anteriores y requieren más espacio de almacenamiento. Este tipo de calderas son más comunes en el sector industrial.

 

  • Calderas policombustibles. Están preparadas para funcionar con distintos combustibles, como leña, pellets, astillas… lo que supone una ventaja, ya que no estás sujeto a utilizar únicamente un tipo de combustible, pudiendo elegir el más económico en cada caso. Sin embargo, mientras las anteriores están totalmente automatizadas, éstas requieren una alimentación manual.

 

¿Cómo elegir una caldera de biomasa?

A la hora de seleccionar qué caldera instalar, debemos tener en cuenta la potencia de la misma. Y para ello debemos saber qué necesidades de calefacción y agua caliente sanitaria tenemos en nuestra vivienda. A mayores necesidades, mayor potencia.

 

Las calderas de biomasa son una alternativa más eficiente y medioambientalmente sostenible. Y, además, su precio no está sujeto a las fluctuaciones de mercados internacionales, sino que es más estable. Por ello, son una opción rentable, ecológica y segura.

Resumen
Calderas de biomasa, cómo tener una calefacción más económica y ecológica
Nombre Artículo
Calderas de biomasa, cómo tener una calefacción más económica y ecológica
Descripción
Las calderas de biomasa son sistemas de calefacción eficientes que funcionan con combustibles naturales y se alzan como una alternativa más eficiente y sostenible
Autor

También puede interesarte

Deja un comentario

Política de Protección de Datos

Información básica sobre Protección de Datos. De conformidad con el Reglamento UE 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos les informamos que el responsable del tratamiento de sus datos es Caja Rural de Albacete, Ciudad Real y Cuenca S.C.C. con la finalidad de recepcionar, gestionar y poder publicar sus comentarios en base a su consentimiento y al interés legítimo. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Les recodamos que pueden ejercer sus derechos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos mediante comunicación a CAJA RURAL DE ALBACETE, CIUDAD REAL Y CUENCA S.C.C., C/Tesifonte Gallego, 18 – 02002 Albacete o al correo electrónico protecciondedatos@globalcaja.es , con la referencia Protección de Datos y adjuntando copia de su Documento Nacional de Identidad. Puede obtener más información en la política de protección de datos de este formulario y en la web blog.globalcaja.es