El Festival Internacional de Circo de Albacete se hace 'mayor' con el apoyo de Globalcaja - Blog Globalcaja
 

Nuestra TierraSostenibilidad y Banca ResponsableEl Festival Internacional de Circo de Albacete se hace ‘mayor’ con el apoyo de Globalcaja

8 febrero, 202414415 min

El Festival Internacional de Circo de Albacete se hace mayor, va camino de la mayoría de edad. Cada mes de febrero, Albacete se convierte en epicentro del circo a nivel mundial y lo hace con el apoyo de Globalcaja.

Edición tras edición, el mayor espectáculo del mundo, cautiva al público con espectáculos de malabaristas, trapecistas, payasos, antipodistas, trapecistas… y un sinfín de artistas que hacen valer el más difícil todavía.

Globalcaja, una edición más, respaldará este Festival Internacional de Circo.

Su colaboración hará posible la celebración de las 19 galas que, del 8 al 25 de febrero, traerán hasta Albacete a más de 40 artistas de veinte compañías procedentes de 12 países.

Además, premiará al público que asistirá a estas galas, sorteando entre los asistentes de cada función dos Tarjetas ‘Regala Cultura’, de 50 euros cada una, que las personas que resulten afortunadas podrán canjear por entradas para espectáculos organizados por Cultural Albacete. En este enlace puedes encontrar las bases de estos sorteos que se harán en las Galas Dulcinea, Sancho Panza y de las Estrellas.

Instante del sorteo de Globalcaja en una de las funciones del Festival de Circo de 2023.
El circo moderno, sus orígenes

El circo, con sus altibajos, periodos de esplendor y decadencia, ha llegado hasta nuestros días, con un amplio bagaje histórico.

Circo (kírkos), para los griegos definía todas las representaciones para la diversión popular.

Con los romanos, (circus) el circo pasa a ser el espacio para los juegos públicos, tales como las luchas de los gladiadores.

Acróbatas, malabares y otras artes circenses tomaron gran importancia en la Edad Media. Ya en el Renacimiento, aparece la figura del saltimbanqui y los artistas ambulantes, que iban de acá para allá, eran muy esperados.

Pero el circo, tal y como hoy lo conocemos, tiene su fecha de creación. Philip Astley está considerado como el creador del circo moderno, un militar de carrera, que en 1768 creó en Londres el Astley Riding House, donde exhibía sus habilidades como jinete.

A su espectáculo ecuestre, añadió otros números de artistas ambulantes, desde payasos a saltimbanquis, y una banda de música.

El espectáculo más difícil del mundo acababa de nacer.

Y el más difícil todavía, llegó a España

Ese espectáculo que arranca las risas, con los payasos; al tiempo que nos conduce a la tensión por las situaciones de riesgo en que se ponen los artistas y nos deja con la boca abierta por esas habilidades imposibles, se expandió.

En España el primer circo como tal se instaló en 1830, fue el circo francés Avrillon.

Si bien, el más famoso de esta época fue el Circo Price, creado por el jinete irlandés Thomas Price en 1853 y que con sus espectáculos competía con los circos de Londres y París.

Desde entonces, el circo español nos ha dado importantes artistas: la familia Aragón Pompoff, una saga a la que pertenecen los Aragón que protagonizaron ‘Los Payasos de la tele’; las trapecistas de renombre internacional, Pinito del Oro y Miss Mara; o la familia Andreu, donde se crio el famoso payaso Charlie Rivel (Josep Andreu), siempre con su guitarra y su silla.

Albacete y su afición al circo

Albacete no quedó al margen y el circo también hizo disfrutar a la ciudad.

Tanto es así, que Albacete conserva la joya arquitectónica que es el Teatro Circo, el teatro con doble función escénica (teatro y circo) operativo más antiguo del mundo, por lo que aspira a convertirse en Patrimonio de la Humanidad.

El 7 de septiembre de 1887 se inauguró este edificio promovido por un grupo de ciudadanos que querían dotar a Albacete de un espacio adecuado para representar espectáculos teatrales.

Ese mismo año, llegó a Albacete la luz eléctrica y las primeras proyecciones de cinematógrafo.

Si bien en 1919 se modificó el patio de butacas, perdiendo su aspecto de circo; con la rehabilitación del edificio, tras su adquisición por parte del Ayuntamiento de Albacete para rescatarlo de la ruina y el abandono, recuperó en el año 2002 su doble función escénica.

Esa funcionalidad le permite hoy albergar el Festival Internacional de Circo.

La ambición de presentar los mejores números

La ambición del Festival Internacional de Circo, que dirige Antonio Álvarez, perteneciente a otra importante saga circense de nuestro país, es presentar una selección de los mejores números circenses del momento.

Juegos imposibles con raquetas o yoyós, espectáculos sobre el denominado mástil hindú, equilibrios con hula hoop, malabares y diábolos, patines acrobáticos, números aéreos en telas, cintas o incluso cadenas, trucos de magia y escapismo, atraen edición tras edición, al público de Albacete que llena el Teatro Circo.

Con el formato de concurso, los distintos artistas actúan en dos funciones, bautizadas como Gala Dulcinea y Gala Sancho Panza, para, una vez entregados los premios en la Gala Don Quijote, pasar a conformarse la Gala de las Estrellas, en las que los números más impactantes cautivan al público durante días.

 

Presentación del Festival Internacional de Circo 2024

El homenaje a la mujer

Este año, la dirección del Festival Internacional de Circo homenajeará a la mujer del circo y lo hará con la introducción de un nuevo premio, en recuerdo de Linda Baker, conocida como la ‘Mujer de Hierro’, una artista nacida en Cenizate (Albacete), que será reivindicada en esta edición.

Su figura ilustra el cartel anunciador de esta 17º edición, creado por Conchi Hinojosa, ilustradora que crea la imagen de este Festival Internacional de Circo de Albacete, cada año.

Cartel del Festival Internacional del Circo de Albacete.

 

Linda Baker es el nombre artístico que adquirió Angelita Villa Garzón, fallecida en hace dos años y que nació en 1931 en la localidad albaceteña de Cenizate.

Su familia, como tantas otras, emigró a Valencia en busca de empleo y allí Angelita empezó a trabajar en una panadería, donde demostró la fortaleza que tenía al descargar los sacos de harina.

Así fue como Angelita, se convirtió en Linda Baker, ayudada por Francisco Blay Jacinto, que después sería su marido y que le ayudó a entrar en el mundo del espectáculo, donde triunfó llenando plazas de toros y campos de fútbol, donde exhibía su fuerza con números en los que tiraba de camiones con una cuerda que sujetaba con los dientes o frenando motos en marcha.

Igualmente, AmiThe, la Asociación Nacional de Amigos de los Teatros Históricos, que fue fundamental para la rehabilitación del Teatro Circo, ha instaurado un nuevo premio, el premio Pinito de Oro, que concederán a Emilio Aragón, perteneciente a la saga circense más conocida de nuestro país.

Así, el premio que llevará el nombre de la trapecista María del Pino Segura, ‘Pinito del Oro’, se entregará por primera vez, reconociendo a Emilio Aragón por su contribución a la renovación, difusión y promoción de las artes circenses.

Humorista, actor, payaso, músico, cantante, presentador, productor, director de cine, guionista, compositor, empresario audiovisual… Emilio Aragón tiene una larga carrera artística, donde el circo siempre ha estado presente. En 1996 junto a su padre, Miliki, puso en marcha El Circo del Arte, para mantener una línea poética en el arte del circo, creando tres espectáculos que giraron por España durante tres años. Más tarde, puso en marcha Circlassica, una apuesta por renovar el arte del circo.