fbpx
 

Nuestra Tierra5 monumentos y sitios de ensueño para descubrir Castilla-La Mancha

Las casas colgadas de Cuenca, los molinos de Campo de Criptana… Esta pequeña ruta te llevará a conocer monumentos de nuestra tierra para visitar con la familia o con los amigos
19 abril, 20213829 min

¿Cuántos monumentos emblemáticos has visto mientras viajabas por Castilla-La Mancha? Nuestra tierra es rica en su patrimonio histórico, con parques arqueológicos espectaculares que recuerdan a épocas romanas o visigodas y algunos de los yacimientos rupestres más antiguos y completos de toda la Península Ibérica. Los monumentos son una parte más del gran crisol cultural de edificios, estatuas o pinturas que nos han dejado nuestros antepasados.

 

La ventaja es que cualquier castellano manchego, ya sea amante de la historia o no, puede pararse en mitad del camino para observarlos. Hay rincones llenos de magia y vegetación que nos ponen en contacto con nuestras raíces, obras de seres humanos que cambian de percepción según aquellos que la miran en el presente.

 

Te animamos a organizar alguna visita a estos monumentos emblemáticos de la región con la familia o los amigos, para que puedas tomar algunas fotos o incluso pasar un gran fin de semana mientras disfrutas de la gastronomía local e incentivas el consumo de bienes sostenibles en los bellos pueblos de la Mancha.

 

Elige un monumento y prepara el viaje. ¿Cuál es tu preferido?

En nuestro territorio existen varios Bienes de Interés Cultural (BIC), Bienes de Interés Patrimonial (BIP) y  Elementos de Interés Patrimonial (EIP) recogidos en este catálogo de la Junta de Comunidades. Estos monumentos tienen un gran interés científico, artístico o arquitectónico, pero lo importante es lo que verdaderamente significan para Castilla-La Mancha: un retazo de su vida y de sus costumbres. Estos son algunos de los monumentos que, entrando o no en estas categorías, son grandes emblemas de la región.

 

  • Puente romano de Alcalá del Júcar (Albacete). En el centro de este emblemático pueblo manchego se encuentra un puente que divide el casco antiguo de la zona más moderna: el famoso puente romano. Durante los siglos XIV y XV tuvo una gran importancia como puerto seco o aduana del Camino Real de Castilla a Levante. Es fácil imaginar a los comerciantes y a los habitantes de la villa cruzando este bello monumento de piedra en épocas pasadas.

 

  • Los molinos de Campo de Criptana (Ciudad Real). “Ves allí amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o pocos más desaforados gigantes, con quien pienso hacer batalla y quitarles la vida”. El famoso hidalgo Don Quijote tenía claro que debía derrotar molinos como los de Campo de Criptana, del siglo XVI, que se han convertido en un reclamo turístico para los castellano manchegos. En ellos puedes descubrir varios museos, que representan las condiciones en las que vivían los moledores de trigo mientras alimentaban a la población de la provincia.

 

  • Las casas colgadas de Cuenca. En esta provincia hay grandes monumentos, como el castillo de Garcimuñoz, pero dentro de la ciudad puedes encontrar todo un mundo de edificios para sorprender a la familia. Una visita a las casas colgadas, llegando desde el casco antiguo o el mítico puente de San Pablo, te permite descubrir Cuenca desde un punto de vista distinto. En ellas puedes encontrar, también, el museo de arte abstracto de la Fundación Juan March.

 

  • El monasterio de Monsalud de Guadalajara. Este conjunto monástico circense, del siglo XII, fue construido en plena Reconquista para repoblar la región gracias a la labor de los monjes, que se encargaban de cultivar plantas y construir comunidades alrededor del monasterio. En él encontrarás una mezcla entre arte románico y gótico y un entorno natural ideal para dar paseos con los más pequeños de la casa.

 

  • El palacio de Fuensalida de Toledo. La historia de este monumento está unida a la de figuras como Garcilaso de la Vega, El Greco, o Lope de Vega, pero especialmente a las de Carlos I. Construido en el siglo XV, ha sido rehabilitado varias veces y en él se celebran las sesiones plenarias del Ayuntamiento. Las razones para visitarlo están en su interior, con una riqueza exquisita de detalles y un estilo hispano-musulmán que quita el aliento a primera vista.

 

Hay una gran felicidad en ir descubriendo, poco a poco, todas las sorpresas que guarda nuestra propia tierra. Estos monumentos de Castilla-La Mancha son un buen punto de partida para descubrir espacios nuevos que están llenos de arte y vida, con lo que prepara las mochilas, arranca el coche y… ¡lánzate a la aventura!

Resumen
5 monumentos y sitios de ensueño para descubrir Castilla-La Mancha
Nombre Artículo
5 monumentos y sitios de ensueño para descubrir Castilla-La Mancha
Descripción
Las casas colgadas de Cuenca, los molinos de Campo de Criptana… Esta pequeña ruta te llevará a conocer monumentos de nuestra tierra para visitar con la familia o con los amigos
Autor