La RSC o responsabilidad social corporativa, también llamada responsabilidad social empresarial (RSE), es uno de los mayores beneficios que puede tener una empresa en cuanto a su imagen y reputación externa. La RSC se materializa a través de aportaciones voluntarias por parte de las compañías como contribución a fines sociales, principalmente en el ámbito del empleo, la educación, el medio ambiente y la salud, creando una imagen empresarial comprometida con su entorno.

 

La apuesta de las empresas por la RSC no sólo es beneficiosa en cuanto a los colectivos a los que van dirigidos la inversión, sino también lo es para la propia empresa y sus trabajadores. Por ejemplo, a través de programas de voluntariado corporativo en los que se ven implicados los empleados.

 

La responsabilidad social corporativa mejora la situación competitiva y valorativa de la entidad. Las inversiones o acciones sobre las que se definen las aportaciones de RSC de la empresa se establecen a través de los valores y ética de los accionistas, hacia unos objetivos empresariales comprometidos y definidos desde el respeto y reducción de la desigualdad social.

 

Beneficios de la RSC para las empresas

Las políticas de RSC han aumentado considerablemente en la estrategia de negocio de las compañías del territorio español, en los últimos años, a través de los ODS u objetivos de desarrollo sostenible, para lograr estos desafíos globales de compromiso con la sociedad.

 

Las compañías que apuestan por las políticas de actuación de RSC tienen como principales áreas de actuación la educación, el empleo y la salud. Según el V informe del impacto social de las empresas, creado en colaboración por SERES, la Fundación Sociedad y Empresa Responsable y Deloitte, durante el año 2017, el 32% de las acciones de RSC estuvieron destinadas al empleo y alrededor de un 46%, a áreas de salud y educación.

 

Las principales ventajas y beneficios de la Responsabilidad Social Corporativas son:

 

  • Mejora de la competitividad de la empresa.
  • Beneficios económicos, sociales y medioambientales.
  • Mejora de la reputación empresarial.

 

Según datos del International Business Report, los principales puntos de motivación de las empresas para incluir la responsabilidad social corporativa en sus políticas económicas, de mayor a menor valor para ellas son:

 

  • La mejora de costes de la empresa.
  • Demanda de éstas por parte de clientes y consumidores.
  • Conciencia social de la compañía.
  • Reputación de marca.
  • Promoción a través de los proyectos a los que se destina la inversión.
  • Reclutamiento de talento y su retención en la empresa.
  • La desgravación fiscal, en impuesto de sociedades, por ejemplo.

 

Desde las RSC se integran los compromiso sociales de la empresa en su estrategia empresarial, bajo unos objetivos de desarrollo sostenible. Así, se contribuye a la mejora de la sociedad a través de inversiones y actividades de las que trabajadores, clientes e inversores de la compañía se sienten orgullosos.

La RSC o responsabilidad social corporativa, también llamada responsabilidad social empresarial (RSE), es uno de los mayores beneficios que puede tener una empresa en cuanto a su imagen y reputación externa. La RSC se materializa a través de aportaciones voluntarias por parte de las compañías como contribución a fines sociales, principalmente en el ámbito del empleo, la educación, el medio ambiente y la salud, creando una imagen empresarial comprometida con su entorno.

 

La apuesta de las empresas por la RSC no sólo es beneficiosa en cuanto a los colectivos a los que van dirigidos la inversión, sino también lo es para la propia empresa y sus trabajadores. Por ejemplo, a través de programas de voluntariado corporativo en los que se ven implicados los empleados.

 

La responsabilidad social corporativa mejora la situación competitiva y valorativa de la entidad. Las inversiones o acciones sobre las que se definen las aportaciones de RSC de la empresa se establecen a través de los valores y ética de los accionistas, hacia unos objetivos empresariales comprometidos y definidos desde el respeto y reducción de la desigualdad social.

 

Beneficios de la RSC para las empresas

Las políticas de RSC han aumentado considerablemente en la estrategia de negocio de las compañías del territorio español, en los últimos años, a través de los ODS u objetivos de desarrollo sostenible, para lograr estos desafíos globales de compromiso con la sociedad.

 

Las compañías que apuestan por las políticas de actuación de RSC tienen como principales áreas de actuación la educación, el empleo y la salud. Según el V informe del impacto social de las empresas, creado en colaboración por SERES, la Fundación Sociedad y Empresa Responsable y Deloitte, durante el año 2017, el 32% de las acciones de RSC estuvieron destinadas al empleo y alrededor de un 46%, a áreas de salud y educación.

 

Las principales ventajas y beneficios de la Responsabilidad Social Corporativas son:

 

  • Mejora de la competitividad de la empresa.
  • Beneficios económicos, sociales y medioambientales.
  • Mejora de la reputación empresarial.

 

Según datos del International Business Report, los principales puntos de motivación de las empresas para incluir la responsabilidad social corporativa en sus políticas económicas, de mayor a menor valor para ellas son:

 

  • La mejora de costes de la empresa.
  • Demanda de éstas por parte de clientes y consumidores.
  • Conciencia social de la compañía.
  • Reputación de marca.
  • Promoción a través de los proyectos a los que se destina la inversión.
  • Reclutamiento de talento y su retención en la empresa.
  • La desgravación fiscal, en impuesto de sociedades, por ejemplo.

 

Desde las RSC se integran los compromiso sociales de la empresa en su estrategia empresarial, bajo unos objetivos de desarrollo sostenible. Así, se contribuye a la mejora de la sociedad a través de inversiones y actividades de las que trabajadores, clientes e inversores de la compañía se sienten orgullosos.

 

Resumen
Conoce las ventajas de la RSC para las empresas
Nombre Artículo
Conoce las ventajas de la RSC para las empresas
Descripción
Introducir prácticas de RSC o responsabilidad social corporativa en las estrategias de negocio mejora notablemente la imagen empresarial, de forma interna y externa, a la vez que aporta otros beneficios fiscales, entre otros.
Autor

También puede interesarte

Deja un comentario

Política de Protección de Datos

Información básica sobre Protección de Datos. De conformidad con el Reglamento UE 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos les informamos que el responsable del tratamiento de sus datos es Caja Rural de Albacete, Ciudad Real y Cuenca S.C.C. con la finalidad de recepcionar, gestionar y poder publicar sus comentarios en base a su consentimiento y al interés legítimo. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Les recodamos que pueden ejercer sus derechos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos mediante comunicación a CAJA RURAL DE ALBACETE, CIUDAD REAL Y CUENCA S.C.C., C/Tesifonte Gallego, 18 – 02002 Albacete o al correo electrónico protecciondedatos@globalcaja.es , con la referencia Protección de Datos y adjuntando copia de su Documento Nacional de Identidad. Puede obtener más información en la política de protección de datos de este formulario y en la web blog.globalcaja.es