fbpx
 

ActualidadMiFID II, ¿qué es y cómo afecta a los inversores?

10 julio, 20182426 min

Con el objetivo de establecer una mayor protección para los inversores, el pasado mes de enero entró en vigor la nueva directiva MiFID II. Un marco normativo que viene a mejorar el regulado por MiFID, aprobado en abril de 2014 por el Parlamento Europeo. Pero, ¿qué es y cómo te afecta si eres inversor?

 

Como sabrás, MiFID (Markets in Financial Instruments Directive) es un reglamento con el que se pretende fomentar la transparencia de las entidades comercializadoras de productos financieros y mejorar la protección de los inversores. Lo que hace MiFID II es establecer nuevas normas que todas las empresas de servicios financieros debemos cumplir, además de los requisitos de funcionamiento y regulación, para que el cliente esté correctamente informado sobre todas las características de los productos que contrata y las condiciones en las que lo hace.

 

MiFID II, principales cambios

 

Mejora de la transparencia

Desde la entrada en vigor de MiFID II, todas las empresas de servicios financieros debemos comunicar al cliente por escrito todo lo relacionado con el cobro de comisiones. Así, el inversor sabrá en todo momento el coste real de lo contratado.

 

Mayor protección para el inversor

El cliente, en el marco de esta nueva normativa, debe recibir asesoramiento sobre el rendimiento de los productos más adecuados para él en función de su perfil inversor sean o no de la entidad contactada. Y además, éste debe recibir un extenso y detallado informe para que pueda valorar su contratación.

 

Perfil y riesgo de inversión

Conocer el perfil de inversión de los clientes es algo en lo que ya trabajamos las entidades. Sin embargo, esta normativa incide especialmente en esta cuestión. MiFID II pone sobre la mesa un nuevo cuestionario para evaluar el tipo de inversor y la compatibilidad con el producto en el que estamos interesados. Así, se analizan tres aspectos clave, como el objetivo de la inversión, el horizonte temporal y la actitud frente al riesgo. El objetivo es poder ofrecer a los clientes únicamente productos que respondan a sus necesidades.

 

Asesoramiento independiente o no

Cuando un cliente se dirija a su entidad, tendrá que saber si se le está vendiendo un determinado producto o servicio o si se le está asesorando. En este sentido, otro de los aspectos que regula MiFID II es el asesoramiento. Éste puede ser independiente o no independiente. En este último caso, en el que se cobra una comisión por asesorar, se tiene que dejar claro el importe de la misma y de quién se cobra.

 

Formación certificada

Otro de los cambios que introduce MiFID II es la obligatoriedad de que los asesores financieros tengan una certificación específica sobre economía y finanzas. En este sentido, destacar el Máster en Entidades de Crédito, acreditado por la CNMV para asesorar en servicios de inversión, de la Universidad de Castilla-La Mancha. Una formación específica y a medida que ya han cursado 600 alumnos y va por su 23ª edición.

 

En Globalcaja celebramos la llegada de esta nueva normativa, ya que tanto la transparencia como la protección a los clientes son valores presentes en nuestro ADN.

 

Resumen

Deja una Respuesta

41/5000 Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Política de Protección de Datos