fbpx
 

PrensaPor qué merece la pena invertir en un plan de pensiones

4 noviembre, 20202419 min
  • Globalcaja bonifica hasta un 5% los traspasos desde otra entidad y ofrece magníficos regalos para las aportaciones antes de fin de año.

Albacete, 4 de noviembre de 2020. ¿Están garantizadas las pensiones? Ésta es una de las preguntas que más inquieta a los españoles y sobre la que se está hablando mucho en los últimos tiempos. La evolución demográfica actual, con un aumento de la esperanza de vida y una caída de la natalidad, supone un fuerte desequilibrio del sistema público de pensiones al traducirse en un mayor número de beneficiarios frente a menos contribuyentes.

En España, según datos del Instituto Nacional de Estadística, hay 8,86 millones de pensionistas que dependen de la estabilidad de la Seguridad Social para cobrar sus prestaciones. Para garantizar el sistema público de pensiones, el Estado creó en 1997 el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, más conocido como la ‘hucha’ de las pensiones, para atender las necesidades futuras de las prestaciones contributivas. Un instrumento que surgió con el objetivo de ir ahorrando el superávit de la Seguridad Social y que empezó a dotarse de capital en el año 2000, llegando a acumular casi 67.000 millones de euros.

Esta hucha ha permanecido intacta hasta 2011. Desde entonces y debido a la crisis económica, el Fondo de Reserva está siendo utilizado para paliar el déficit de la Seguridad Social, quedándose en algo más de 2.000 millones de euros. Evitar que se agote es el reto al que nos enfrentamos en los próximos años.

Para garantizar la sostenibilidad del sistema, se han puesto en marcha medidas que han provocado una reducción en la tasa de sustitución, es decir, en el porcentaje que supone la pensión pública de jubilación en relación al último sueldo de la etapa laboral. Según Inverco, la tasa de sustitución pública irá cayendo progresivamente hasta suponer solo el 49 % del último salario en 2050. Esto significa que quien se jubile en 2050 podría cobrar, de pensión pública, solo el 49% de su último salario.

Cómo garantizar una jubilación a la altura de tus expectativas

Ante esta situación y con el objetivo de complementar la pensión pública de jubilación los planes de pensiones se alzan como una alternativa de canalización del ahorro finalista y por tanto, un buen estímulo para el ahorro a largo plazo. Son productos de previsión que, sin grandes esfuerzos, no sólo permiten ahorrar de cara al futuro, sino obtener beneficios fiscales.

Actualmente, las aportaciones a los planes de pensiones, limitadas a 8.000 euros anuales o al 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas, reducen la base imponible del IRPF. Las aportaciones, que pueden hacerse desde 30€, pueden ser periódicas y realizarse de forma mensual, trimestral o anual, y extraordinarias, cuando el cliente elija.

En el caso de no contar con un plan de pensiones, éste es el momento de hacerlo. El Ejecutivo ya ha anunciado un Anteproyecto de Ley que incluye una reducción de la aportación máxima actual. De esta manera y en base a los Presupuestos presentados, el incentivo fiscal podría reducirse de 8.000 a 2.000 euros.

Aquellas personas interesadas en la contratación de un plan de pensiones pueden elegir entre un plan de renta fija, renta variable, mixtos o los llamados Ciclo de Vida. Respecto a estos últimos, desde Globalcaja, entidad financiera líder en Castilla-La Mancha, señalan que su principal ventaja es que el cliente no tiene que preocuparse por nada. “Automáticamente adecuan el mix de inversión entre renta fija y renta variable, dependiendo del horizonte de jubilación. Así, a medida que se acerca la edad de jubilación disminuye la renta variable y con ella, el riesgo”, señalan.

Ahorrar de forma periódica

Asimismo, desde Globalcaja recomiendan a sus clientes la reinversión anual del ahorro fiscal obtenido por las aportaciones, lo que les permite incrementar sus ahorros hasta en un 40 por ciento.

Por otro lado, aquellas personas que tengan un plan de pensiones en cualquier entidad y lo traspasen a Globalcaja, antes del 31 de diciembre, recibirán hasta un 5 por ciento de bonificación, que es una de las ofertas más competitivas del sector. Una bonificación a la que puede llegarse cumpliendo unas determinadas condiciones.

Para los traspasos a partir de 3.000 euros, la entidad ofrece un 3 por ciento de bonificación. Adicionalmente, se podrá sumar un 1 por ciento por establecer un calendario mensual de aportaciones desde 100€ o por la contratación de un seguro de vida o accidentes, pudiendo obtener hasta un 5 por ciento con la contratación de ambos. Además, para aquellos clientes que ya cuentan con un plan de pensiones en Globalcaja, la entidad ofrece magníficos regalos por las aportaciones extraordinarias que se realicen antes de fin de año.