Dos veces al año la mayor parte del mundo se ve ‘trastocado’ por el cambio de hora. Algo que, te guste o no, tendrás que hacer la madrugada del 26 al 27 de octubre, pues estrenamos el horario de invierno.

 

El cambio de hora es una medida instaurada por numerosos países con un único argumento: el ahorro energético. La primera vez que se instauró fue durante la I Guerra Mundial con el fin de reducir el consumo de carbón, bastante encarecido en la época. Esta propuesta se abandonó al terminar la guerra y se volvió a recuperar durante la Crisis del Petróleo de 1973, para posteriormente instaurarse de forma definitiva en 1974.

 

Beneficios del cambio de hora

Si de verdad el cambio horario reduce el consumo energético, según el estudio realizado en 1998 por que se establece la normativa europea, tal medida tendría un claro beneficio social. Con la reducción del consumo energético, consumiríamos menos recursos, por lo que economías globales y particulares ahorrarían gastos.

 

La reducción en el gasto de energía repercute de forma positiva en la naturaleza, ya que disminuye el consumo de materias primas. De esta manera, se reduce también la contaminación asociada a su producción. Esto se traduce en menos emisiones de CO2 a la atmósfera.

 

Otras ventajas derivadas del ahorro energético asociado al cambio horario estarían relacionadas con la salud y el bienestar de la población. Por ejemplo, con el horario de invierno y la reducción de horas de luz, nuestro cuerpo segrega más cantidad de melatonina, ayudándonos a conciliar el sueño y mejorar su calidad. Por otro lado, el aumento de exposición solar durante el horario de verano, mejora la recepción de vitamina D.

 

Inconvenientes del cambio de hora

La pregunta que debemos hacernos es ¿realmente el cambio horario repercute en una reducción del gasto energético real? El caso es que, aunque la hora cambie, los horarios de trabajo se mantienen, tanto en invierno, como en verano. Por lo tanto, no se aprecia este ahorro, sino que al anochecer antes en invierno, el gasto aumentaría notablemente al caer el sol.

 

Por lo tanto, los efectos negativos medioambientales serían lógicos, al no reducirse el consumo, porque nuestros horarios no se adaptan de la misma forma al nuevo horario, no reducimos el consumo de materias primas y, por lo tanto, tampoco se frenan las emisiones de gases nocivos a la atmósfera.

 

Además, está científicamente probado que los cambios horarios tienen efectos negativos en nuestra salud. Con el cambios de hora, nuestro cuerpo tiene que adaptarse a nuevos ciclos de sueño y hábitos alimenticios, pudiendo desencadenar irritabilidad, cansancio y falta de concentración en las personas.

 

Qué futuro le depara al cambio de hora

En 2018, Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, presentó una propuesta para eliminar el cambio horario. Sin embargo, no será hasta 2021 cuando el Parlamento y el Consejo Europeo tomen una decisión definitiva.

De momento, estés a favor o en contra, en la madrugada del 26 al 27, no olvides retrasar una hora el reloj.

Resumen
Ventajas e Inconvenientes del cambio de hora
Nombre Artículo
Ventajas e Inconvenientes del cambio de hora
Descripción
Te contamos cuáles son los beneficios y los inconvenientes del cambio de hora. Una medida que vio la luz por la necesidad de ahorrar energía, ¿está justificado hoy en día?
Autor

También puede interesarte

Deja un comentario

Política de Protección de Datos

Información básica sobre Protección de Datos. De conformidad con el Reglamento UE 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos les informamos que el responsable del tratamiento de sus datos es Caja Rural de Albacete, Ciudad Real y Cuenca S.C.C. con la finalidad de recepcionar, gestionar y poder publicar sus comentarios en base a su consentimiento y al interés legítimo. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Les recodamos que pueden ejercer sus derechos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos mediante comunicación a CAJA RURAL DE ALBACETE, CIUDAD REAL Y CUENCA S.C.C., C/Tesifonte Gallego, 18 – 02002 Albacete o al correo electrónico protecciondedatos@globalcaja.es , con la referencia Protección de Datos y adjuntando copia de su Documento Nacional de Identidad. Puede obtener más información en la política de protección de datos de este formulario y en la web blog.globalcaja.es