En Globalcaja nos gusta manteneros informados sobre todas las tendencias y actualidad del sector rural, y por eso hoy os queremos hablar sobre los cultivos hidropónicos, una técnica que comienza a expandirse en el sector actualmente como consecuencia de los altos costes de las tierras, y ahora entenderéis cómo funciona este cultivo y el porqué de su fuerte potencial.

 

¿Qué son los cultivos hidropónicos? 

Es una técnica de cultivo sin suelo, el cual se sustituye por un sustrato, en el que las plantas depositan sus minerales y crecen únicamente por el suministro de agua. Es muy típico en los cultivos de lechugas, tomates, pepinos e incluso pimientos, ya que con éstos se obtienen unos resultados muy efectivos.

 

Este tipo de cultivos se está llevando a cabo también en los hogares que quieren tener su propio huerto, ya que con la disposición de un pequeño espacio para ello resulta suficiente y además, el gasto de agua del cultivo no es muy elevado.

 

¿Qué ventajas tienen los cultivos hidropónicos?
  • Permite obtener un mayor control sobre el crecimiento de los cultivos.
  • El uso de agua y del suelo es mínimo.
  • Las raíces están recibiendo el agua y los nutrientes que necesitan de manera constante.
  • Se reduce el riesgo de infección de los cultivos por problemas y enfermedades del suelo.
  • Se reduce la contaminación del suelo por la falta de contacto con productos químicos.
  • Mejora la calidad de los cultivos al permitir un control más exhaustivo sobre los mismos.
  • Es muy beneficioso para la tierra, ya que permite que ésta pueda descansar.
  • El cultivo que se lleve a cabo a través de la técnica hidropónica no depende del clima.
  • Los cultivos se oxigenan mejor, ya que no se encuentran bajo tierra.
  • Permite tener los frutos del cultivo en un corto periodo de tiempo y no precisan de demasiado espacio para generarlos.

 

Elementos fundamentales para un cultivo hidropónico

 

Nivel de inversión en la tecnología

Lo primero que hay que tener en cuenta es el nivel de inversión con el que se cuenta para realizar este tipo de cultivos, y en función de esto se elegirán los demás elementos. Cuando más alta sea la inversión en la tecnología, lógicamente mayores serán los frutos recaudados, pero siempre teniendo en cuenta para qué fin queremos realizar este tipo de cultivos, ya que puede ser con motivos caseros o profesionales.

 

Localización

La tecnología empleada también va directamente relacionada con la localización disponible de la que se dispone. Aún así, una de las cosas más importantes a valorar sobre la localización es la luz, ya que es imprescindible para el desarrollo de la planta. Por tanto, cuantas más horas se tenga el cultivo expuesto al sol, dentro de unos límites, más producción se obtendrá.

 

Sustrato

Este va a ser el soporte de la planta y la principal característica que tienen es que son inertes, pues no generan ningún aporte nutricional. Hoy día existen sustratos sólidos, dentro de los cuales destacan los orgánicos, que son biodegradables y con el paso del tiempo se descomponen e inorgánicos, que conllevan un método de utilización algo más laborioso por las diferencias distancias de siembras. El otro tipo de sustratos son los de raíz flotante, pues su método de empleo es sumergiendo las raíces dentro de una solución nutritiva, por lo que no se utiliza ningún tipo de sustrato sólido.

 

Recipiente

Es el contenedor o lugar en el que estará nuestro cultivo. Las posibilidades son infinitas, pues se pueden utilizar desde bolsas especializadas para estos cultivos hasta tuberías de PVC. Este es recomendable que sea impermeable, opaco y con un orificio en el fondo para poder filtrar.

 

Solución nutritiva

Se puede hacer una solución nutritiva casera combinando todos los elementos que alimentarán a las raíces de las plantas, sin embargo, hoy día lo más sencillo es acudir a una tienda especializada en la que ya tienen estas soluciones nutritivas preparadas para los cultivos hidropónicos.

 

Sistema de irrigación

Es el sistema con el que se va a suministrar agua y la solución nutritiva a la planta. Los sistemas de riego empleados pueden ser manuales o automáticos, y forman una de las partes fundamentales del éxito de tu cultivo.

 

¿Qué te ha parecido esta técnica? Resulta muy interesante ya que se puede llevar a cabo de manera totalmente profesional, o si te gusta el mundo del cultivo, también puedes crearte tu propio huerto casero.

 

¿Te animas a hacer tu huerto hidropónico? Cuéntanoslo en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.

Resumen
Todo lo que debes saber sobre los Cultivos Hidropónicos
Nombre Artículo
Todo lo que debes saber sobre los Cultivos Hidropónicos
Descripción
Los huertos hidropónicos los puedes fabricar de manera profesional o con métodos caseros. ¡Te contamos cómo hacerlos en el blog!
Autor

También puede interesarte

Deja un comentario

Política de Protección de Datos

Información básica sobre Protección de Datos. De conformidad con el Reglamento UE 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos les informamos que el responsable del tratamiento de sus datos es Caja Rural de Albacete, Ciudad Real y Cuenca S.C.C. con la finalidad de recepcionar, gestionar y poder publicar sus comentarios en base a su consentimiento y al interés legítimo. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Les recodamos que pueden ejercer sus derechos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos mediante comunicación a CAJA RURAL DE ALBACETE, CIUDAD REAL Y CUENCA S.C.C., C/Tesifonte Gallego, 18 – 02002 Albacete o al correo electrónico protecciondedatos@globalcaja.es , con la referencia Protección de Datos y adjuntando copia de su Documento Nacional de Identidad. Puede obtener más información en la política de protección de datos de este formulario y en la web www.blog.globalcaja.es