Si estás pensando en cambiar de coche, ya sea nuevo o de segunda mano, es importante que sepas que al precio de venta hay que añadirle el pago de diferentes impuestos. Olvidarse de este ‘pequeño’ detalle es más habitual de lo que puedas imaginar. Por ello, hoy te vamos a contar qué impuestos hay que pagar al comprar un coche.

 

A la hora de estrenar vehículo, hay que pasar por caja. Tanto con el concesionario o propietario, como con Hacienda. Sin embargo, los impuestos por comprar un coche dependerán de si es nuevo o de segunda mano.

 

Impuestos al comprar un coche nuevo

El primer impuesto que deberás pagar cuando compres un vehículo nuevo es el IVA. Es decir, un 21% en concepto de IVA general. Aunque, para determinados tipos de vehículos, como para los destinados al transporte de personas con discapacidad o movilidad reducida, éste es del 4%.

 

Otra de las cargas tributarias que tiene un coche nuevo es el Impuesto de Matriculación. Éste se paga una única vez con la primera matriculación del vehículo en España, por lo que se ven afectados, también, los coches importados.

 

El importe a pagar por este Impuesto de Matriculación está reflejado en unas tablas del Ministerio de Hacienda y viene marcado en función del nivel de emisiones de dióxido de carbono. Este impuesto también está sujeto a una serie de deducciones y bonificaciones, por ejemplo, del 50% en caso de familias numerosas. Y, además, existen exenciones para los taxis, automóviles de autoescuela y diplomáticos.

 

Y, por último, cuando el coche nuevo también se debe pagar el impuesto de circulación. Este tributo, que debes pagar anualmente, se denomina Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica. Es un impuesto municipal y, por tanto, dependerá de la ciudad en la que matricules el automóvil.

 

Impuestos al comprar un coche de segunda mano

Como te hemos comentado, los coches de segunda mano no están exentos de cargas tributarias. Si te decantas por esta opción, tienes que tener en cuenta qué impuestos hay que pagar en este caso.

 

El primero de ellos es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y depende de la comunidad autónoma. Es un impuesto que asume el comprador del vehículo y el importe está establecido, también, en unas tablas del Ministerio de Hacienda.

 

Y, finalmente, deberás efectuar el cambio de titularidad del vehículo en el Registro de la Dirección General de Tráfico. No es un impuesto como tal, sino una tasa. Pero también es importante que tengas esta cuantía en cuenta, ya que es una de las primeras cosas que debes hacer tras comprar un coche de segunda mano.

 

El factor precio es determinante a la hora de decantarnos por un modelo u otro. Ahora, sabiendo qué impuestos hay que pagar al comprar un coche, sólo tienes que tenerlos en cuenta para poder elegir el vehículo que más se adecúe a tu presupuesto y necesidades.

También puede interesarte

Deja un comentario

Política de Protección de Datos

Información básica sobre Protección de Datos. De conformidad con el Reglamento UE 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos les informamos que el responsable del tratamiento de sus datos es Caja Rural de Albacete, Ciudad Real y Cuenca S.C.C. con la finalidad de recepcionar, gestionar y poder publicar sus comentarios en base a su consentimiento y al interés legítimo. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Les recodamos que pueden ejercer sus derechos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos mediante comunicación a CAJA RURAL DE ALBACETE, CIUDAD REAL Y CUENCA S.C.C., C/Tesifonte Gallego, 18 – 02002 Albacete o al correo electrónico protecciondedatos@globalcaja.es , con la referencia Protección de Datos y adjuntando copia de su Documento Nacional de Identidad. Puede obtener más información en la política de protección de datos de este formulario y en la web blog.globalcaja.es