El préstamo bancario en sus múltiples tipologías es uno de los productos más demandados. A nadie se le escapa su concepción básica: un contrato mediante el cual se hace una entrega de capital que debe ser devuelto mediante una serie de cuotas periódicas. Con todo, es necesario recordar cuáles son las indicaciones específicas que deben tener este tipo de acuerdos.

Según recoge en su normativa el Banco de España, en aras de la trasparencia entre el cliente y la entidad, en este tipo de operaciones debe estipularse por escrito los siguientes términos:

El tipo de interés nominal (T.I.N) y el tipo de interés efectivo (T.A.E). Su diferencia radica principalmente en que el primero no tiene en cuenta comisiones asociadas y otros gastos asociados que encarecen el coste final que aunque no estén reflejados en el tipo de interés sí que de manera implícita forman parte de él.

Se puede dar el caso en que ambos coincidan, siempre y cuando no existan comisiones ni gastos asociados.

La fecha concreta en la que se adquiere la obligación del pago de los intereses de la operación (devengo), así como las fechas de liquidación de los mismos. Lo propio debe estipularse con las comisiones que se vayan a aplicar, especificando por qué concepto concreto, su cuantía y las fechas de devengo y liquidación. Otro tipo de gastos asociados al préstamo deben aparecer también por escrito en el contrato, al menos su concepto si no se puede determinar su cuantía en el momento de la firma.

En el contrato del préstamo debe constar el importe total del reembolso del mismo (con comisiones, intereses y demás gastos) especificando la periodicidad y la fecha de los pagos.

Asimismo, se deben incluir clausulas especificando los derechos delcliente, como el reembolso anticipado de la operación, y además aquellas específicas que conceda la normativa de la entidad.

¿Tienes más dudas? Si quieres hacernos más preguntas sobre este tema o sobre cualquier otro término económico, ponte en contacto con nosotros a través de Facebook o Twitter. ¡Te esperamos!

También puede interesarte

Deja un comentario