Una de las grandes reliquias arquitectónicas que poseemos en Castilla – La Mancha son las Casas Colgadas de Cuenca. Esas imponentes casas muestran sus balcones de madera colgando en las rocas mirando hacia el río Huécar, y en su interior guardan auténticas historias pasadas de la ciudad.

 

¿Cuál es el origen de las casas colgadas? 

El origen de las Casas Colgadas, sorprendentemente es desconocido, sin embargo, se tiene certeza de su existencia en el sigo XV. Tras varios estudios realizados se ha afirmado que en el pasado tuvieron que existir más casas colgadas como las tres que existen actualmente, y no solo en la orillas del río Huécar, también repartidas por otros puntos de la ciudad.

 

Todo el mundo queda sorprendido cuando se habla de la incertidumbre de las Casas Colgadas, pero muchas han sido las personas que han intentado descubrir la historia de los comienzos de las casas y nadie lo ha sabido asegurar con certeza. Lo único que se baraja sobre su origen es que para algunos tiene origen medieval y para otros musulmán.

 

Parece mentira que un monumento tan importante de nuestra región tenga un pasado tan incierto, pero este es también parte de su encanto. Detrás de toda esta incertidumbre se esconden una gran cantidad de mitos e historias.

 

¿Cuántas casas colgadas existen en la actualidad?

De la gran cantidad de Casas Colgadas que se estima que existían, tras demoliciones y restauraciones, se puede decir, que a día de hoy, únicamente siguen en pie tres de ellas. Son las Casas Colgadas conocidas como “Casas del Rey” en las cuales se hacen remodelaciones, para poderlas mantener en el mejor estado posible, ya que su estructura y su vacío de base en los balcones de las mismas requieren cuidados y revisiones. La última restauración a las tres casas existentes fue realizada a principios del siglo XX.

 

Dos de las Casas Colgantes abarcan desde el año 1966 hasta hoy día el Museo de Arte Abstracto Español perteneciente a la Fundación Juan March, el cual ya ha cumplido medio siglo desde su existencia. En su interior hay obras de los años 50 y 60 de grandes artistas como Fernando Zóbel, César Manrique, Antonio Saura y Gustavo Torner, entre muchos otros.

 

Para evitar la destrucción de las Casas Colgadas, ya que su estructura era peligrosa debido a que sus fachadas están colgadas de un precipicio, el ayuntamiento de Cuenca se vió obligado a comprarlas para evitarlo a principios del siglo XX.

 

La tercera de las casas colgadas alberga en su interior un Mesón, el cuál, actualmente, se encuentra cerrado, tras muchos años de actividad. Sin embargo, para este año se espera una remodelación del mismo y futura apertura al público, en el cual se puede disfrutar de la comida típica conquense a la vez que te quedarás encandilado de la maravillosa vista de la hoz del río Huécar.

 

Si vas a hacer una visita a Cuenca resulta obligatorio una parada en las Casas Colgadas, de las cuales encontrarás una de las vistas más bonitas, tanto diurna como nocturna, desde el puente de San Pablo.

 

¿Qué te ha parecido que unos monumentos tan famosos contengan tanta incertidumbre en su historia? Coméntanoslo en nuestras redes sociales de Globalcaja de Facebook y Twitter.

Si quieres conocer otros monumentos de Castilla La Mancha y sus curiosidades aquí te dejamos con el Alcázar de Toledo.

Resumen
¿Sabías Que… El Origen de las Casas Colgadas es Desconocido?
Nombre Artículo
¿Sabías Que… El Origen de las Casas Colgadas es Desconocido?
Descripción
Las Casas Colgadas de Cuenca tienen una historia con mucha incertidumbre en sus orígenes que las hacen tener un encanto más especial. ¡Infórmate!
Autor

También puede interesarte

Deja un comentario

Política de Protección de Datos