El Mercado Alternativo Bursatil(MaB) se presenta como una vía de escape para aquellas empresas que por tamaño y/o fase de desarrollo no pueden asumir los costes, ni cumplen los requisitos para poder obtener financiación para sus proyectos en el mercado continuo. Además, su participación les otorga visibilidad, disposición de liquidez, transparencia, valoración y aprendizaje de cara a una futura salida a Bolsa.

El MaB se creó en 2005 y está dirigido y gestionado por Bolsas y Mercados Españoles (BME) y supervisado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Es precisamente el grado de transparencia que este organismo les exige el que les facilita financiación vía créditos, préstamos o ampliaciones de capital.

Sin contar con la presencia en un mercado organizado es muy difícil negociar y vender el precio de tus acciones. La visibilidad que otorga el MaB es la clave para facilitar este proceso.

El MaB está formado por 34 empresas y 13 Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria (Socimis).

Para poder formar parte del MAB la empresa debe:

Tener condición de S.A con el capital íntegramente desembolsado y representado por anotaciones en cuenta.

Cada uno de ellas está en la obligación de designar un Asesor que les ayude tanto en la salida como durante su permanencia en el mercado, y suscribir un contrato con un Proveedor de Liquidez que facilite la negociación.

Es imprescindible también para la incorporación de una empresa en el MaB que, las acciones de las que sean titulares accionistas con porcentajes inferiores al 5% del capital social, representen un valor estimado superior a dos millones de euros.

¿Tienes más dudas? Si quieres hacernos más preguntas sobre este tema o sobre cualquier otro término económico, ponte en contacto con nosotros a través de Facebook o Twitter. ¡Te esperamos!

 

También puede interesarte

Deja un comentario