El número de préstamos hipotecarios ha crecido en el último año un 15%,  al tiempo que la cuantía de los mismos ha hecho lo propio en un 1,8%, según los últimos datos del Banco de España. La mejora de la situación económica y los bajos tipos de interés auspiciados por un euribor bajo mínimos –0,059% a 12 meses- juegan a favor. Con todo, antes de contratar una hipoteca con una entidad bancaria, una de las decisiones financieras más importantes en la vida de una persona, debes estar alerta a las siguientes variables sociales y económicas.

Valoración de la vivienda

Aunque a priori parezca una recomendación vana, el primer paso en la pirámide de toma de decisiones al comprar una vivienda- bien al contado o mediante una hipoteca- es su valoración.Desde la ubicación hasta los materiales de construcción, pasando por otras características internas y externas de la vivienda que deben ser miradas con lupa para no incurrir en un gasto innecesario o que, pasado un tiempo, ya no cumpla con las expectativas iniciales.

22_10_2015_Tw

Tu capacidad financiera, presente y futura

Una entidad financiera por regla general concede hasta el 80% del valor de la propiedad. Por tanto, se debe disponer como mínimo del 20% del valor total del inmueble, además de tener en cuenta que los gastos derivados de la gestión de dicha hipoteca oscilan entre un 10 y un 15% sobre el precio total. Además, también hay que tener en cuenta los costes mensuales, los cuales en ningún caso deberán exceder del 35% de tu ahorro y/o renta mensual.

El tipo de interés

Por adelantar el dinero para la compra del inmueble, la entidad bancaria cobra un interés a su cliente en función de la cantidad y plazo que solicites. Este puede ser fijo, es decir, ni la cuota mensual ni el tipo de interés cambian en la vida del préstamo;  o variable, el tipo de interés está sujeto a los cambios del mercado según al índice al que esté referenciado, a lo que se le suma un diferencial (una parte fija que se suma al índice de referencia, en torno al 1-2%)

Cabe tener en cuenta que 9 de cada 10 préstamos hipotecarios en España se contratan a un tipo de interés variable.

La elección de uno u otro dependerá de tu aversión al riesgo y la previsión que tengas para asumirlo. La mayor parte de las hipotecas están referenciadas al Euribor. Como indicamos, ahora éste se sitúa en el 0,059% anual y,si sigue bajando, las hipotecas se abaratarán. Aunque puede darse el caso contrario, por ejemplo, en el año 2008 el Euribor subióal 5,418%, lo que llevó a que las cuotas hipotecarias subieran de media ese año 702 euros.

Otros temas importantes a valorar detenidamente son el tipo de vínculo con la entidad que adquieres al contratar una hipoteca y todas las comisiones que lleva asociadas: de apertura, amortización anticipada, novación, cancelación…

En definitiva, solicitar una hipoteca es una decisión que exige un grado de compromiso importante. Por ello recomendamos que te tomes tu tiempo y te dejes asesorar por expertos para cualquier duda que se te presente.

 

También puede interesarte

Deja un comentario