Para explicar que son los futuros es necesario que hagamos una aclaración previa sobre la familia de productos financieros a la que pertenecen: los derivados. Como su propio nombre indica su precio ‘deriva’ o depende del precio de otro activo, al que se le denomina activo subyacente.

Hechas las presentaciones, los futuros se definen como un producto financiero que se negocia en función de la volatilidad de los precios del activo subyacente. Cabe destacar que un activo subyacente puede ser físico (productos agrícolas y ganaderos, metales preciosos o no, energía e índices extrabursátiles: fletes, meteorológico…) o financiero (divisas, tipos de interés como instrumentos de deuda y depósitos del interbancario e índices bursátiles).

En el mercado de futuros de la Bolsa se realizan contratos de compra o venta de estos productos en una fecha a futuro, pactando el precio, la cantidad y la fecha de vencimiento.

¿Qué finalidad puede tener firmar este tipo de contratos?

  • Disminuir riesgo de tu inversión en un determinado activo. En ese caso se verá compensado con la compra de futuros cualquier movimiento desfavorable. Ej aproximado) Si has invertido en oro con la creencia que subirá su precio, en futuros inviertes porque ese precio bajará por si el precio no sube no quedarte con las manos vacías.
  • Especulación. El objetivo es obtener el máximo rendimiento posible. Si cree que el precio de un subyacente X va a subir, comprará futuros baratos para obtener mayor beneficio de su venta. Por el contrario, si piensa que va a bajar, la venta de contratos de futuro será a un precio mayor para comprarlos luego más baratos.
  • Existe también un inversor de futuros que hace las veces de árbitro, corrigiendo desequilibrios en la fijación de precios del mercado. En los mercados ocurren distorsiones de precios que no atienden a una lógica económica real, sino que la asignación de un precio –en este caso del subyacente- puede venir determinada por una información parcial o que se entiende de manera diferente. Ellos son conscientes, y compran futuros de subyacentes más baratos para obtener beneficio de la diferencia de precios. Pero hay que tener en cuenta que son productos muy complejos que necesitan de un conocimiento o un asesoramiento financiero elevado, dado el riesgo aparejado a los mismos.

¿Tienes más dudas? Si quieres hacernos más preguntas sobre este tema o sobre cualquier otro término económico, ponte en contacto con nosotros a través de Facebook o Twitter. ¡Te esperamos!

También puede interesarte

Deja un comentario

Política de Protección de Datos