El principal inhibidor del emprendimiento suele ser el miedo al fracaso. Tanto si eres emprendedor, como si tienes una idea y estás pensando en emprender, es posible que sepas exactamente de qué te estamos hablando. Vencer este temor a fracasar e incluso, convertirlo en fuente de motivación y creatividad es la clave del éxito.

 

Asumir riesgos genera miedo. No es negativo. Todos tenemos miedo, sobre todo, a lo desconocido. Y más aún, cuando hemos invertido buena parte de nuestros ahorros en convertir una idea en negocio. Sin embargo, la principal diferencia entre un país como Estados Unidos, donde el emprendimiento está a la orden del día, y España reside en la actitud frente al fracaso. Mientras a los españoles este temor nos paraliza, a los estadounidenses les lleva a innovar y a hacer de los contratiempos oportunidades.

 

Consejos para sobrellevar al miedo al fracaso

Los expertos recomiendan aprender a gestionar el miedo al fracaso, a caerse y a volverse a levantar como clave para progresar. E insisten en “gestionar” porque este miedo nunca desaparece, hay que aprender a ser más fuerte que él. Por ello, si sientes que tienes miedo al fracaso -algo totalmente válido si diriges tu propia empresa o estás pensando hacerlo-, sigue estos consejos para convertirlo en una oportunidad:

 

  • Acepta el miedo. Como te hemos contado, el miedo es algo inherente al ser humano y más, cuando emprendes. Si haces aquello a lo que tienes miedo y lo logras, aumentarás la confianza en ti mismo. Si tropiezas dos veces con la misma, contarás con una experiencia que no tenías. Aprovéchala para buscar alternativas y salir airoso.

 

  • Cuenta con un plan B. Haber dedicado el tiempo suficiente a la elaboración de buen plan de negocio te hará prever distintas situaciones y escenarios, por lo que te ayudará a saber enfrentarte a las adversidades. Contar un plan b por lo que pueda pasar te aportará la seguridad que necesitas y si valoras la posibilidad a fracasar, sabrás cómo convertirla en una oportunidad.

 

  • Medita y analiza los riesgos. No queremos animarte a tirarte a una piscina sin agua, sino todo lo contrario. Si analizas los riesgos, los meditas y los ves superables, ¡a por ellos! Eso sí, procura tener perfectamente calculado el riesgo, piensa si asumirlo es necesario para el cumplimiento de tus objetivos empresariales y define una estrategia.

 

Miedo al qué dirán, a decepcionar a los demás, a no sentirte capaz de lograrlo o a equivocarte son otros de los temores más habituales entre los emprendedores. Y para vencerlos no hay una fórmula mágica, simplemente, trabajo y esfuerzo. Los sueños se cumplen, pero hay que trabajárselos.

También puede interesarte

Deja un comentario

Política de Protección de Datos

Información básica sobre Protección de Datos. De conformidad con el Reglamento UE 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos les informamos que el responsable del tratamiento de sus datos es Caja Rural de Albacete, Ciudad Real y Cuenca S.C.C. con la finalidad de recepcionar, gestionar y poder publicar sus comentarios en base a su consentimiento y al interés legítimo. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Les recodamos que pueden ejercer sus derechos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos mediante comunicación a CAJA RURAL DE ALBACETE, CIUDAD REAL Y CUENCA S.C.C., C/Tesifonte Gallego, 18 – 02002 Albacete o al correo electrónico protecciondedatos@globalcaja.es , con la referencia Protección de Datos y adjuntando copia de su Documento Nacional de Identidad. Puede obtener más información en la política de protección de datos de este formulario y en la web blog.globalcaja.es