A pesar de que España produce el 50% de la producción mundial de aceite de oliva, aún hay un gran desconocimiento en torno a este producto por parte de los consumidores. No todos los aceites son iguales. Por ello, hoy, vamos a explicarte las principales diferencias entre aceite de oliva, virgen extra y virgen.

 

Si cuando vas al supermercado, no sabes bien qué aceite de oliva elegir y en qué fijarte para hacerlo, sigue leyendo. Vamos a ir más allá del precio, pues de estas diferencias depende la calidad y el sabor. Aunque, también, el hecho de que sea un aceite saludable para nuestro organismo.

 

Mismo producto, distinta extracción

En el lineal del supermercado, encontramos Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE), aceite de oliva virgen y aceite de orujo de oliva. La principal diferencia entre ellos reside en la forma en la que se extraen.

 

El AOVE es el aceite de máxima calidad. Se extrae únicamente por procedimientos mecánicos, mediante primera presión en frío. Las aceitunas se prensan y estrujan. Es un aceite con un gran sabor y olor y no contiene defectos, ya que al extraerse se han controlado en todo momento las condiciones térmicas. Además, no está mezclado con ningún otro aceite y está libre de aditivos. Éste y no otro tipo de aceite es el auténtico oro líquido.

 

No es oro todo lo que reluce

Si el aceite tiene algún defecto leve, ya no será AOVE, sino que tendrá que etiquetarse como aceite de oliva virgen. Entre éste y el AOVE la diferencia es mínima. Ya cuando los defectos organolépticos son acusados, el aceite se envía a las plantas de refinado. Es en este momento cuando nuestro querido aceite de oliva pierde la denominación de virgen.

 

El aceite de oliva a secas es una mezcla de aceite de oliva refinado y aceite de oliva virgen o virgen extra. Su calidad es muy inferior y las diferencias de sabor y olor son muy notables.

 

Y, por último, encontramos aceite de orujo de oliva. Éste se obtiene del subproducto de aceituna sometido a procesos químicos, refinado y mezclado con aceite de oliva virgen para mejorar su sabor y propiedades. A pesar de que es el gran desconocido para los consumidores, hay estudios que evidencian que el orujo de oliva es más saludable que el de girasol.

 

Éstas son las principales diferencias entre aceite de oliva, virgen extra y virgen. Ahora que ya las conoces, seguramente, elijas mejor qué aceite comprar.

Y tú, ¿cuál es tu aceite preferido, conocías estas diferencias? Anímate y déjanos tu comentario en nuestras redes sociales, Twitter y Facebook.

Resumen
Diferencias entre aceite de oliva, virgen extra y virgen
Nombre Artículo
Diferencias entre aceite de oliva, virgen extra y virgen
Descripción
No todos los aceites de oliva son iguales. Te explicamos las principales diferencias entre aceite de oliva, virgen extra y virgen para que elijas cuál consumir.
Autor

También puede interesarte

Deja un comentario

Política de Protección de Datos

Información básica sobre Protección de Datos. De conformidad con el Reglamento UE 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos les informamos que el responsable del tratamiento de sus datos es Caja Rural de Albacete, Ciudad Real y Cuenca S.C.C. con la finalidad de recepcionar, gestionar y poder publicar sus comentarios en base a su consentimiento y al interés legítimo. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Les recodamos que pueden ejercer sus derechos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos mediante comunicación a CAJA RURAL DE ALBACETE, CIUDAD REAL Y CUENCA S.C.C., C/Tesifonte Gallego, 18 – 02002 Albacete o al correo electrónico protecciondedatos@globalcaja.es , con la referencia Protección de Datos y adjuntando copia de su Documento Nacional de Identidad. Puede obtener más información en la política de protección de datos de este formulario y en la web blog.globalcaja.es