Desgravar los seguros en la declaración del IRPF es algo por lo que cada vez se interesan más personas. Lo cierto es que no es una información demasiado conocida, por lo que a través de este artículo nos gustaría poder arrojar algo de luz sobre este aspecto.

Para ello, diferenciaremos entre los seguros que pueden desgravarse los trabajadores por cuenta ajena y aquellos que pueden desgravarse los autónomos.

 

Seguros que te puedes desgravar si trabajas por cuenta ajena

Si trabajas por cuenta ajena, te informamos desde ya de que puedes desgravar algunos seguros en tu declaración de la renta.

Los primeros, son aquellos seguros que vayan ligados a la constitución de un préstamo hipotecario para adquisición de una vivienda, siempre que la compra se realizara antes del 1 de enero de 2013; en las deducciones de gastos de vivienda habitual se pueden incluir también los seguros de hogar y de vida vinculados a ella. La deducción aplicable es del 15% con un tope conjunto de 9.040 euros.

También debemos conocer, que en el caso de tener contratado un Plan de Pensiones  o un Plan de Previsión Asegurado, las aportaciones realizadas al mismo a lo largo del año, se podrán deducir de nuestra base imponible general, con un límite máximo del 30% de nuestros rendimientos del trabajo, siendo el límite máximo de 8.000€ anuales.

Otro seguro que puede tener un tratamiento fiscal óptimo para particulares, es el seguro de Salud, siempre y cuando se contrate a través de la empresa para la que trabajamos, y se descuente de nuestra nómina.

 

Seguros que te puedes desgravar si eres autónomo

En el caso de los autónomos, siempre que declare a través de la modalidad de estimación directa, normal o simplificada,  también pueden desgravar aquellos seguros que estén directamente ligados a su actividad laboral, pero con ciertos matices a este respecto.

Podrán deducirse el seguro del coche, siempre y cuando el coche en cuestión se utilice de forma completa para la actividad laboral.

El seguro del Hogar, si se destina en parte a la actividad laboral, podrá ser deducido en esa proporción también.

Además de esto, el autónomo podrá desgravar cualquier seguro que tenga que ver con su actividad. Así pues, en el caso de que el autónomo o empresario tenga contratados seguros de responsabilidad civil, comercio, transportes, etc… también podrá deducirlos en la declaración del IRPF como gastos.

 

En el caso de los seguros de salud, el autónomo podrá deducir el suyo propio y el de su unidad familiar, familiares directos que convivan con él,  con un límite de 500€ anuales por miembro y 25 años para los hijos.

Este límite individual también es deducible en aquellos casos en los que el seguro de salud se contrate para sus empleados. De este modo, además de suponer un beneficio para el trabajador, también lo será para el empresario, que conseguirá beneficios fiscales.

Hay que destacar que, en el caso del seguro de vida, el autónomo podrá deducirse la prima del mismo con un límite anual coincidente con el de salud, esto es 500€.

 

Conclusión

A la hora de hacer la declaración del IRPF es importante saber qué seguros podemos deducir. Esto será fundamental para no pagar de más, por lo que tener ciertas nociones nos supondrá un ahorro importante en este trámite.

 

En Globalcaja tenemos un completo catálogo de seguros para particulares, puedes consultar toda la información en nuestra página web o en cualquiera de nuestras oficinas.

 

Esperamos que, con estos consejos, a partir de ahora te sea un poco más fácil ahorrar y no pagar tanto en la declaración de la renta desgravando los seguros. ¿Lo vas a tener en cuenta para la próxima declaración? Cuéntanoslo en este post o en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.

Resumen
Desgravar Seguros: todo lo que tienes que saber
Nombre Artículo
Desgravar Seguros: todo lo que tienes que saber
Descripción
Desgravar los seguros permite ahorrar en la declaración de la renta. En este post especificamos aquellos que se pueden deducir autónomos y asalariados
Autor

También puede interesarte

Deja un comentario