Servicios de caja, intereses, disponibilidad de efectivo o capacidad para hacer transacciones son algunas de las características que marcan la diferencia entre los tipos de cuentas que ofrece una entidad financiera. ¿Cuál te conviene según tu situación financiera?

En la cuenta corriente, que es la puerta de entrada para contratar cualquier otro producto financiero con la entidad, el cliente ingresa un determinado importe en efectivo del que puede disponer de forma inmediata, parcial o total. Esta cuenta lleva aparejado un servicio de caja por el que el cliente puede hacer ingresos y reintegros. Su razón de ser es precisamente un soporte bancario para poder realizar operaciones del día a día, como pago de recibos de la luz o el agua u otra domiciliación de recibos, el cobro de la nómina, ingresos de cheques. Todo ello sin usar efectivo.

La obtención de rentabilidad con este tipo de cuenta es bastante limitada o nula. Para ello, es recomendable optar por otro producto o una cuenta corriente ahorro.

Este tipo de cuenta en su origen se abría con la finalidad de no operar constantemente en ella como en el caso anterior, pero sí disponer de la cantidad deseada con una mínima penalización. Era como un cajón en el que depositar periódicamente una cantidad destinada al ahorro. En la actualidad, una cuenta de ahorro, en la práctica no existen diferencias, más allá de la libreta en la que se anotan los movimientos ya que existe una amplia cartera de productos y variantes de la misma que ofrecen mayor rentabilidad.

Por su parte, las cuentas de crédito constituyen una fuente de financiación de la que el cliente puede disponer de la cantidad que desee, en función del límite máximo y el periodo de tiempo que le conceda la entidad. Cuando llegue dicho vencimiento, el cliente tendrá que reponer lo prestado para que la cuenta quede en saldo 0 y poder a volver a disponer de crédito.

¿Tienes más dudas? Si quieres hacernos más preguntas sobre este tema o sobre cualquier otro término económico, ponte en contacto con nosotros a través de Facebook o Twitter. ¡Te esperamos!

También puede interesarte

Deja un comentario