El Auditorio de Cuenca ha acogido la última actuación del espectáculo circense “El Árbol de las Sonrisas”, tras las celebradas con gran éxito de asistencia en Ciudad Real y Albacete. Con esta iniciativa solidaria, Globalcaja pretendía que ningún niño se quedara sin su sonrisa y su juguete, tal y como manifestó el presidente de la entidad, Carlos de la Sierra, antes del inicio de la última actuación en la capital conquense.

La recaudación de “El Árbol de las Sonrisas”, que unía espectáculo y solidaridad y que ha sido de unos 4.000 euros de media, ha ido destinado a Cáritas en cada una de las provincias donde ha tenido lugar este circo dirigido no sólo a niños, sino también a sus mayores.
La respuesta ha sido muy importante, ya que los tres recintos han ocupado prácticamente el cien por cien de sus localidades en las tres capitales, lo que “para Globalcaja es un orgullo; se demuestra una vez más el compromiso y la solidaridad de nuestra gente con los que más lo necesitan y que esta iniciativa de la entidad, con el objeto de apoyar y ayudar a los más desfavorecidos de la sociedad, ha tenido calado”.
Globalcaja, ha añadido, es una entidad que ha mostrado, de nuevo, su compromiso solidario, tal y como lleva a cabo tanto desde el FEP como a través de sus Fundaciones, siempre con el fin de colaborar con los más desprotegidos y los que lo están pasando peor, sobre todo, en estos últimos años, donde las necesidades han sido mayores.

En las imágenes, aspecto del Auditorio; Carlos de la Sierra junto con el presidente y vicepresidente de la Diputación, Benjamín Prieto y Julián Huete; y junto a Pedro Mombiedro, director de la Fundación de Cultura Ciudad de Cuenca.

 

cuenca-enero1-2017

 

cuenca-enero2-2017

También puede interesarte

Deja un comentario