Si existiese el ‘Santo Grial’ de la inversión en Bolsa, tanto usted como yo estaríamos en las Bahamas en una hamaca bajo un cocotero. Como la evolución de este mercado de renta variable depende de la ley de la oferta y la demanda no existen unas pautas que nos conduzcan en paso firme hacia un mar de beneficios, aunque sí unos cimientos sobre los que no debemos desviarnos.

Marcarnos un objetivo, una meta

Invertir en Bolsa no es hacer una lotería que deja el esperado beneficio en manos del azar. Es necesario estructurar un plan estratégico de inversión con unos objetivos cuantificables y definidos en el tiempo, así como los instrumentos con los que se pretenden alcanzar dichos objetivos.

Conocer nuestra verdadera capacidad de inversión

Para ello debemos ser realistas y saber qué cantidad de nuestra renta y/o ahorro podemos derivar hacia este tipo de inversión en el corto plazo. En términos generales un inversor no debiera dedicar más del 30% de su ahorro en invertir en Bolsa.

Identificarnos con un perfil inversor concreto

La edad es el principal factor que evidencia la aversión al riesgo de un inversor. Cuánto más joven es una persona, más tiempo tendrá para compensar posibles pérdidas de una inversión arriesgada. En este contexto también juega un papel importante el carácter de cada uno, determinado normalmente por circunstancias personales, es decir, su perfil inversor.

Tener presente el concepto de diversificación

Independientemente de una mayor o menor aversión al riesgo siempre es aconsejable que tu cartera de valores esté formada por títulos de diferentes empresas y/o sectores para compensar posibles efectos negativos.

No perder de vista la evolución del mercado

La ley de la oferta y la demanda, atiende a una lógica de producción pero es susceptible al cambio. Las circunstancias geopolíticas, sociales y naturales tienen especial impacto en el comportamiento de los inversores y por tanto en el mercado de valores. Estar atento a la actualidad informativa así como a la evolución diaria del mercado es fundamental para tomar las decisiones correctas a futuro.

Por último y no menos importante, hay que tener presente que invertir en bolsa no es como apostar en un casino. Es imprescindible recibir asesoramiento financiero independiente y de calidad antes de decidirse la entrada en renta variable.

También puede interesarte

Deja un comentario

Política de Protección de Datos

Información básica sobre Protección de Datos. De conformidad con el Reglamento UE 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos les informamos que el responsable del tratamiento de sus datos es Caja Rural de Albacete, Ciudad Real y Cuenca S.C.C. con la finalidad de recepcionar, gestionar y poder publicar sus comentarios en base a su consentimiento y al interés legítimo. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Les recodamos que pueden ejercer sus derechos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos mediante comunicación a CAJA RURAL DE ALBACETE, CIUDAD REAL Y CUENCA S.C.C., C/Tesifonte Gallego, 18 – 02002 Albacete o al correo electrónico protecciondedatos@globalcaja.es , con la referencia Protección de Datos y adjuntando copia de su Documento Nacional de Identidad. Puede obtener más información en la política de protección de datos de este formulario y en la web www.blog.globalcaja.es