La ortodoncia es una técnica necesaria para corregir los desequilibrios en los dientes y en los huesos que los articulan. Tener unos dientes bien alineados no solo mejora la boca estéticamente, sino que permite un menor engaste de las encías, un menor riesgo de caries dental, una mejor masticación de los alimentos e incluso puede prevenir dolores de espalda, cabeza u oídos.

 

¿CUÁNDO HACERSE LA ORTODONCIA?

Pero, ¿cuáles son las causas que influyen en este desequilibrio de los dientes? ¿Cuándo hay que utilizar la ortodoncia para resolver estos problemas? Ya desde pequeños adquirimos hábitos que pueden influir negativamente en la mordida. Chuparse el dedo cuando somos bebés, meternos objetos extraños en la boca o abusar del chupete son algunos de ellos. Ya cuando somos niños, el abuso de dulces puede llevarnos a perder prematuramente los dientes de leche y complicar así el proceso por el que surge la dentadura definitiva.

Es por eso que es en esta edad, a partir de los seis años, cuando se debe solicitar ayuda a un profesional de la ortodoncia para observar si es necesario seguir algún método de corrección bucal específico. Por lo general, es entre los seis años y los catorce cuando se realiza el mayor número de tratamientos, y su duración depende de factores como la reacción de los dientes al movimiento; la presencia de factores hereditarios o la cooperación del paciente.

 

¿CUÁLES SON LAS FASES DE LA ORTODONCIA?

La ortodoncia pasa por siete fases que garantizan la eficacia del tratamiento.

 

  • Estudio de ortodoncia: Tras una primera visita al especialista, en la que se decide qué tipo de brackets se van a emplear en la dentadura del niño o adulto, se elabora un estudio de ortodoncia con radiografías, fotografías extraorales e intraorales y modelos en 3D que simulen la mandíbula de la persona.

 

  • Alineamiento y nivelación: En esta primera fase práctica del tratamiento se corrige la mordida cruzada dentada, que dificulta la masticación de los alimentos y produce molestias cuando se cierran los dientes. Esta etapa dura entre 6 y 8 meses y sirve para dejar los dientes y las arcadas alineadas.

 

  • Corrección de la mordida y relación molar: A continuación se corrige la mordida y se encajan los dientes en sentido anteposterior y vertical. En muchas ocasiones se utilizan gomas o elásticos que estiren los dientes y favorezcan su establecimiento en la nueva posición. El uso de estos elásticos será importante a lo largo del resto de fases, pues permitirá a los dientes reafirmarse y corregirse gracias a la tensión que producen.

 

  • Cierre de espacios: El cierre de espacios entre los dientes puede producirse de tres maneras distintas: las cadenas elásticas, recomendados para personas cuya separación dental es pequeña; los resortes cerrados, más fuertes y eficaces que las cadenas, pero también algo más caras; y asas de alambre que tienen márgenes de seguridad para aplicar la presión adecuada a cada diente por separado.

 

  • Acabado y terminación: Una vez los dientes están alineados y unidos y la mordida no presenta problemas, es el momento de dar el último acabado. En esta etapa se igualan las raíces para que estén paralelas, se corrigen las discrepancias entre la línea superior y la línea inferior y se realiza el asentamiento final de los dientes.

 

  • Retirada de los aparatos: Se retiran los brackets y cualquier otro aparato utilizado en el tratamiento de ortodoncia para realizar la última comprobación y se pasa a la última fase del proceso: la retención.

 

  • Etapa de retención: Para que los dientes no se muevan de su sitio, los especialistas suelen colocarnos unos retenedores fijos en las filas de dientes arriba y abajo y nos indican una funda transparente para ponernos en los dientes durante el día o únicamente al dormir.

 

En Globalcaja miramos por tu salud y la de toda tu familia, por eso ponemos a tu disposición nuestro Seguro de Asistencia Santitaria para garantizaros la mejor atención y las mejores condiciones.

 

Como hemos podido ver, la ortodoncia es un proceso muy sencillo que es mejor aplicar durante la niñez para corregir cualquier desequilibrio dental que tengan nuestros niños. No solo se beneficiarán de una bonita sonrisa que realzará su autoestima, sino que también disfrutarán de efectos clave como la mejora en la digestión o un aumento en su salud oral. Sin embargo, una vez ya han sobrevenido el proceso de la ortodoncia, no pueden olvidarse de respetar el cuidado bucal necesario para mantener su boca sana a la par que utilizan adecuadamente las retenciones que les indiquen los especialistas.

 

Resumen
¿Por qué es beneficioso que los niños reciban tratamientos de ortodoncia?
Nombre Artículo
¿Por qué es beneficioso que los niños reciban tratamientos de ortodoncia?
Descripción
Todos los detalles sobre la ortodoncia, la importancia de la misma y las distintas fases de todo el proceso corrector de los dientes.
Autor

También puede interesarte

Deja un comentario

Política de Protección de Datos

Información básica sobre Protección de Datos. De conformidad con el Reglamento UE 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos les informamos que el responsable del tratamiento de sus datos es Caja Rural de Albacete, Ciudad Real y Cuenca S.C.C. con la finalidad de recepcionar, gestionar y poder publicar sus comentarios en base a su consentimiento y al interés legítimo. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Les recodamos que pueden ejercer sus derechos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos mediante comunicación a CAJA RURAL DE ALBACETE, CIUDAD REAL Y CUENCA S.C.C., C/Tesifonte Gallego, 18 – 02002 Albacete o al correo electrónico protecciondedatos@globalcaja.es , con la referencia Protección de Datos y adjuntando copia de su Documento Nacional de Identidad. Puede obtener más información en la política de protección de datos de este formulario y en la web www.blog.globalcaja.es