Si echamos la vista atrás, cuando para extraer dinero uno tenía que personarse en horario de oficina en una sucursal, nos produce extrañeza. La misma que a uno de nuestros abuelos si les mostramos que a través de un dispositivo móvil podemos realizar un sinfín de operaciones sin movernos de casa. La evolución de los servicios bancarios alcanza su máximo exponente en la banca electrónica. ¿Cómo explicarles qué es y todas las ventajas que proporciona al cliente particular y a las empresas?
En sus comienzos la banca electrónica operaba a través de redes privadas e instalaciones de aplicaciones complejas. Los avances tecnológicos y la democratización de Internet permiten que hoy en día el acceso a los datos bancarios sea más sencillo e inmediato. Cada vez un mayor número de personas confían en este servicio para acceder a un amplio abanico de servicios financieros y no financieros.

A golpe de clic, 24 horas al día los 7 días de las semanas se puede hacer un seguimiento de la posición financiera de todas las cuentas, consultar el saldo y otros movimientos, obtener información de mercados, ver los recibos, emitir cheques o realizar transferencias.

La principal ventaja de la banca electrónica es el ahorro de tiempo y dinero. Existen cierto tipo de operaciones que, al realizarse a través de Internet, no conllevan el coste de documento y gestión y que sí tienen en la oficina. Además estar al día de todos los movimientos de tus cuentas bancarias, te hace ser más consciente de tu gasto y por tanto hacerlo más eficiente. Incluso existe la opción de activar un sistema de alertas que notifican cualquier acción en el momento que se produce en tu dispositivo móvil.

El hándicap con el que debe luchar la banca electrónica es la desconfianza frente a su seguridad. Un escepticismo fuera de la realidad. El cliente de banca electrónica recibe un número de usuario y una clave de acceso al servicio que mantiene 100% segura su identidad y su dinero. Con todo, existen una serie de recomendaciones a tener en cuenta a la hora de utilizar la banca electrónica para evitar eventualidades fruto de la acción de agentes externos.

¿Tienes más dudas? Si quieres hacernos más preguntas sobre este tema o sobre cualquier otro término económico, ponte en contacto con nosotros a través de Facebook o Twitter. ¡Te esperamos!

También puede interesarte

Deja un comentario

Política de Protección de Datos

Información básica sobre Protección de Datos. De conformidad con el Reglamento UE 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos les informamos que el responsable del tratamiento de sus datos es Caja Rural de Albacete, Ciudad Real y Cuenca S.C.C. con la finalidad de recepcionar, gestionar y poder publicar sus comentarios en base a su consentimiento y al interés legítimo. No se cederán datos a terceros salvo obligación legal. Les recodamos que pueden ejercer sus derechos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos mediante comunicación a CAJA RURAL DE ALBACETE, CIUDAD REAL Y CUENCA S.C.C., C/Tesifonte Gallego, 18 – 02002 Albacete o al correo electrónico protecciondedatos@globalcaja.es , con la referencia Protección de Datos y adjuntando copia de su Documento Nacional de Identidad. Puede obtener más información en la política de protección de datos de este formulario y en la web blog.globalcaja.es