El oficio de ganchero y el transporte fluvial de madera serán declarados Bien de Interés Cultural

Nuestra Tierra

El transporte de troncos de madera flotando aguas abajo por el río Tajo, conocido como maderada, es un oficio de antaño que, en el caso de Castilla-La Mancha, fue motor de la economía regional durante siglos. Quienes se encargaban de ello eran los gancheros. Actualmente, con el objetivo de recuperar y poner en valor el sector .